Por posible nexo con el narcotráfico | Piden investigar al cura acusado de abuso Agustín Rosa Torino

La fiscal Verónica Siemesen alertó que el religioso figura en una denuncia por posibles delitos de lavado de dinero y narcotráfico. El vínculo sería con El Chapo Guzmán.

“La Virgen de Guadalupe, el nexo entre El Chapo Guzmán y un cura argentino acusado por abuso”. Así se titula una publicación del sitio Todo Noticias en la cual vinculan al religioso Rubén Agustín Rosa Torino con el líder narco mexicano.

En la publicación aseguran: “exreligiosos confirmaron que el cura Agustín Rosa los obligaba a transportar dólares desde México a la Argentina. El capo narco iba a pagar la reparación del techo de un convento”.

A raíz de esa denuncia, la fiscal Verónica Siemesen advirtió al fiscal penal federal en turno sobre la posible comisión de delitos de lavado de activos y narcotráfico. Se trata de una investigación preliminar de oficio.

Es que la noticia señala que “un exreligioso integrante de la congregación, que vivió en México, donde el instituto tiene varias sedes, confirmó que grupos de narcotraficantes del cartel de Sinaloa les pedían a Rosa y a los miembros de la congregación que los bendijeran antes de los operativos importantes”.

Más adelante el informante declara a TN: “Un señor estuvo a punto de hacernos el techo del convento que se vino abajo por una lluvia. Lo que nos iba a regalar era una locura, la reparación entera salía como U$S50.000. Un día nos iba a entregar la plata y el anterior lo detuvieron. Y ahí me enteré de que el señor, que tenía visto porque venía a la iglesia y las monjitas lo conocían, era nada menos que el Chapo Guzmán”.

“Yo viajé a la Argentina llevando U$S30.000, y juré que nunca más lo iba a hacer. Otros hermanos llevaban dinero escondido adentro de una imagen de la Virgen de Guadalupe, en los bolsillos, en la ropa interior. Siempre estaban trayendo plata”, agregó.

Rosa Torino está acusado por «abuso sexual gravemente ultrajante por la duración, agravado por ser el autor ministro de culto reconocido» en perjuicio de dos exnovicios de su congregación, y por «abuso sexual simple» contra una mujer.