El ventilador que cayó del techo (Foto: FM Alba)

Los estudiantes fueron trasladados a un hospital y reportaron heridas uno en la cabeza y otra en el tabique.

La escuela Uriburu fue noticia en varios medios tartagalenses hoy tras conocerse que en el turno de la mañana dos estudiantes resultaron lesionados tras la caída de un ventilador mientras estaban en clases.

Al igual que otras instituciones de la provincia, la situación edilicia pone en riesgo a los alumnos que asisten a clases. En este caso lo que pudo ser una tragedia mayor, terminó con heridos, pero no de gravedad.

FM Alba conversó con la directora del establecimiento, quien reconoció el hecho y detalló que se llevaron un susto cuando el ventilador del techo se desprendió y cayó sobre los estudiantes.

El artefacto cayó sobre los primeros asientos, durante la última hora de clases. Golpeó de lleno en la cabeza de un muchacho, en tanto que lastimó también a una niña en el tabique. Ambos fueron trasladados a una clínica donde les brindaron atención. No se reportaron más heridos.

“Vamos a tomar las medidas para que se haga una revisión general de las instalaciones. Ya cursamos nota al Municipio para que envíe personal de electricidad, para que hagan una inspección general de las instalaciones eléctricas”, aseguró la docente a cargo de esta institución.