«No genera soluciones” | La “grieta” ya no garpa en Salta

Benjamín Gebhard.

Lo dijo el director de la Consultora WE, Benjamín Gebhard, quien analizó el escenario político nacional y provincial en medio del intenso debate por el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

El politólogo dialogó hoy con el programa CUARTO OSCURO que se emite por el aire de FM La Cuerda (104.5). Allí fue consultado si la discusión que atraviesa al activo político en torno al acuerdo con el FMI interesa a la gente común y corriente. La respuesta fue enfática: “no. Lo que hay en todo caso es un alto consumo de algo que se discute en todos los medios”. Esto explica según el consultor que en las encuestas de opinión estas mismas personas puedan manifestarse a favor de acordar, sin que ello suponga interés o incluso entendimiento del asunto.

Puesto a opinar sobre las internas que se evidencian en los dos bandos de la grieta, Benjamín Gebhard caracterizo del siguiente modo los días que vivimos: “pareciera que los dos bandos de la política fueran los moderados del Frente de Todos y Juntos por el Cambio versus los dos bandos extremos de esos mismos espacios. Los primeros dicen tener algunas coincidencias en esta discusión del FMI, mientras los extremos de cada espacio – La Campora y los Halcones del PRO – que no debe aprobarse el proyecto”.

Consultado sobre si la grieta va cediendo ante un sector de la sociedad que incluye a quienes ya no quieren identificarse con un lado u otro más los que hace años que no practican esa conducta; el director de Consultora WE destacó que “esta dinámica de grieta y de antipolítica cultiva una sensación de rechazo a la política. En la campaña pasada ocurría incluso que la gente rechazaba esta forma dicotómica, pero las opciones electorales era una representación de la grieta y no quedaban opción. La idea de la ancha avenida del medio existía en términos estadísticos, pero sin una condensación. Hoy lo que hay es una idea muy clara que la dinámica de grieta no genera soluciones; que cuando un 50% de la población no se habla con el otro 50% estamos empantanados. Por eso generó rechazó la conducta de los diputados del PRO que se levantaron cuando hablaba el presidente, incluso en el electorado del PRO”, sentenció.

A la hora de trasladar el análisis a la provincia de Salta, Gebhard dejo claro que la grieta en Salta ya no ´garpa´ políticamente. “No garpa como no garpa a nivel nacional y ello por el cansancio que tiene la gente con esa discusión. Por supuesto que si reditúa o no en términos electorales se relaciona con el objetivo que tenga cada espacio. No es lo mismo buscar una gobernación que buscar una banca legislativa. La pasada elección nacional en Salta mostró que hay un terció para Juntos por el Cambio, un tercio para el Frente de Todos y que en el medio hay un electorado que en algunos momentos se inclina por un lado y luego por el otro. Entonces, para quien aspira a lograr mayoría no va a garpar la grieta. Cualquiera de los dos espacios con vocación de competir contra el gobierno provincial debería armar algo más amplio”, concluyó.