Las aves rescatadas (Foto: Prensa Policía de Salta)

Gracias al accionar de la policía salteña en el norte provincial, se salvaron aves que iban a ser comercializadas para mascotismo.

Un hombre de 54 años viajaba en una motocicleta por la ruta provincial colindante a Pichanal. Llevaba unas bolsas en las que tenía guardados a más de una decenas de loros. Fue interceptado por el accionar policial.

Ayer, en horas de la noche, según indica la prensa policial, efectivos de la División Fluvial Bermejo realizaron diversos controles en rutas provinciales 5 y 15, y en uno de ellos dieron con este sujeto que se hallaba en infracción por el tráfico de aves en peligro que serían destinadas al mascotismo.

El traficante de loros quedó  a disposición de la Fiscalía Penal de Pichanal.

Amazona aestiva

El loro hablador chaqueño (Amazona aestiva xanthopteryx), también llamado comúnmente amazona de ala amarilla o amazona argentina, es una de las 2 subespecies en que se divide la especie Amazona aestiva, del género Amazona.

Son muy buscados para ser ofrecidos en el comercio de mascotas, al ser uno de los mejores imitadores que existen dentro del grupo de los psitácidos después de los yacos, con una voz muy potente y aguda. Tienen una alta capacidad de aprendizaje, sobre todo en individuos jóvenes, pues conforme van creciendo su capacidad de aprendizaje disminuye. En cautiverio, los ejemplares de esta subespecie se reproducen con relativa facilidad. En los hogares son aves muy longevas, pues pueden vivir cerca de medio siglo.

Esta subespecie está protegida por el convenio CITES, constando en el anexo II (especies que pueden llegar a estar amenazadas por un comercio sin control).