Sectores macristas usaron para manifestarse bolsas negras que simulaban mortajas con nombres de militantes de Derechos Humanos como los de Estela de Carlotto. La referente salteña de la Agrupación Lucrecia Barquet condenó el repudiable acto.

En todas las marchas de la oposición que se sucedieron desde el inicio de la pandemia, hubo numerosas muestras de violencia y odio. Pero lo del sábado superó todo los límites: colgaron diez bolsas que simulaban envolver cuerpos muertos con nombres de dirigentes políticos y sociales. Uno de ellos decía «Estela de Carlotto».

Municipalidad de Salta

El hecho generó el repudio de gran parte del arco político, social y cultural. A ellas se sumó Cristina Cobos, referente de organismos de Derechos Humanos en Salta que hoy dialogó con el programa CUARTO OSCURO que se emite por la señal de FM La Cuerda (104.5). “Jamás creí que iba a ver algo así. La verdad, no”, dijo a modo de introducción la mujer que durante la dictadura sufrió el asesinato de su hermano por parte de un grupo de tareas.

“No sé qué quiere esta gente o quién los está moviendo. Por supuesto que los mueve el odio y el espíritu autoritario de la dictadura que ellos continúan. Evidentemente ellos no reconocen leyes ni elecciones ganadas. Lamentablemente para ellos, estamos en una democracia y a nosotros no nos van a amedrentar. Los organismos de Derechos Humanos y los familiares de las víctimas del terrorismo de Estado pacientemente hemos pedido justicia por más de treinta años. Insisto, hemos luchado pacientemente sin hacer escenas como estas, jamás, aun cuando hemos tenido a los genocidas de frente y cerca, pero jamás se nos ocurrió presentarle, por ejemplo, a Mulhall [jefe militar en Salta durante la dictadura y sobre quien pesaron tres condenas por delitos de lesa humanidad] colgado de una soga o algo así. Jamás. Hemos reclamado justicia por siempre y la seguimos reclamando”, resaltó.

En ese punto, Cobos fue consultada porqué personas como ella y tantas otras que sufrieron el asesinato o la desaparición de familiares nunca cargaron con el odio que sí atraviesa a grupo de manifestantes macristas como se vio el sábado. “hay una cosa clara: nosotros hemos reivindicado la lucha de nuestros compañeros y compañeras que hoy no están y que era la lucha por un país más justo y equitativo. Eso sólo se puede hacer con paz y ayuda a los más necesitados. Ellos no tienen esos valores y actúan por el odio que les emana. Ahí está la diferencia. Ellos actúan por impulso, por mandatos de terceros que tiene más odio aun”, enfatizó.