La Fiscalía que investiga el envenenamiento masivo de animales solicitó datos sobre la asistencia a personas con síntomas de intoxicación u otro tipo de malestar.

El Centro de Salud 25, de San Luis, deberá informar si hubo personas afectadas o no como consecuencia del envenenamiento masivo por el cual murieron varios animales en la zona.

La Fiscalía Penal de Rosario de Lerma solicitó esas diligencias en el marco de la investigación que busca dar con las causales de muerte de numerosos perros, gatos, aves y caballos, y determinar responsabilidades.

El hecho está caratulado como “Malos Tratos a los Animales” e inició a partir de la denuncia de dos vecinas del lugar. Pero con el pasar de las horas, según informó el Ministerio Público, se sumaron nuevas denuncias.

Por el momento Fiscalía tomó declaración testimonial a las denunciantes, otros vecinos y a un veterinario, además de darle intervención al veterinario legal de la Policía de la Provincia para analizar lesiones y causas de deceso de los animales en la zona.

Las primeras versiones apuntaron al dueño de una finca ubicada sobre Ruta Provincial 87 la cual estaría dedicada al pastaje de ganado y acopio de cereales. Sin embargo, no se descarta que sea el canal que atraviesa el predio donde habrían sido envenenados los animales en la zona del barrio El Refugio.

Además de las necropsias u otras medidas para hallar la sustancia que causó la muerte, el CIF tomó muestras de agua y suelo y realizó una inspección ocular. De forma conjunta se ofició a la Secretaría de Ambiente de la Ciudad por el saneamiento del impacto ambiental.