sábado 24 de febrero de 2024
17 C
Salta

Policía detenida tras explosión de auto con cocaína en Salta dice que no sabía que llevaba la droga

La sargento Sofía Chaparro declaró ante la justicia salteña que desconocía la presencia de los estupefacientes y que había retirado el vehículo de un taller recientemente.

La sargento de la policía bonaerense Sofía Chaparro, detenida el miércoles último tras la explosión de su auto en una estación de servicio oranense, que hizo volar cocaína por los aires como si se tratara de nieve carnavalera, declaró este viernes ante la justicia que desconocía la presencia de la droga en el vehículo.

Según informaron fuentes judiciales, Chaparro se presentó en el Juzgado Federal 2 de Orán, ante el juez Gustavo Montoya y la fiscal María del Carmen Núñez, y aseguró que había retirado el auto de un taller mecánico momentos antes y se dirigía a Buenos Aires con sus tres hijos cuando ocurrió el incidente.

Municipalidad de Salta

La uniformada, que se desempeña en una comisaría de La Matanza y se encontraba con licencia médica, relató que viajó a la zona para que sus hijos tuvieran contacto con su padre, de quien está separada, porque él se encontraba en Colonia Santa Rosa por razones laborales.

Tras esta declaración, la defensa de Chaparro pidió su arresto domiciliario para que pueda cuidar de los niños, dos de los cuales padecen una discapacidad, pero el juez Montoya resolvió dictarle la prisión preventiva por 60 días mientras avanza la investigación por «transporte de estupefacientes agravado» a cargo de Gendarmería Nacional.

El hecho ocurrió el miércoles por la noche cuando el Ford Fiesta de Chaparro explotó en la playa de una estación de gas natural comprimido (GNC) ubicada sobre la avenida Palacios, de Orán, adonde había llegado junto a sus hijos.

Producto de la deflagración, que quedó registrada en cámaras de seguridad, se esparcieron unos 20 kilos de cocaína que estaban ocultos en el tubo de GNC del rodado, cuya titularidad corresponde 50% a Chaparro y 50% a su exmarido.

Uno de los hijos de la uniformada, de 13 años, sufrió una lesión leve en un ojo y debió ser asistido en el hospital local, donde la mujer ofreció ante la policía la versión que luego ratificó en sede judicial sobre desconocer el origen de la droga.

La pesquisa, ahora en poder de Gendarmería Nacional, deberá determinar en los próximos dos meses el origen de los estupefacientes y cuál era su destino final, así como si Chaparro actuó sola o es parte de una organización más amplia.

Otras noticias