La cabeza de lista del PJ en la categoría diputado tras la renuncia del hijo del cuestionado sindicalista de la Salud, tiene entre sus prioridades el acceso a la vivienda y los derechos de las personas con alguna discapacidad.

Tras la renuncia de Abel Ramos (h) a su candidatura a diputado provincial dentro del Frente de Todos para virar al espacio de Gustavo Sáenz, asumió la titularidad de la lista Telma Gómez, quien encabezará a los candidatos a la Cámara Baja que presenta el Partido Justicialista.

En cuanto a la dimisión de Ramos, luego de la denuncia pública de Sergio Leavy contra Gustavo Sáenz, Gómez reconoció que “me sorprendió muchísimo, pero por otro lado asumí el compromiso. Yo sí trabajo”, dijo la candidata y acotó: “No te voy a decir que no me hubiera encantado desde un principio ser cabeza de lista, pero bueno, yo no contaba con ninguna estructura para encabezar”.

“Cuando yo empecé en las PASO también estaba de segunda en la lista, pero a pesar de todo, yo me hice un folletito con mis propuestas”, comentó y añadió que “se han acercado nuevas personas para sumar sus proyectos y necesidades”. En ese último sentido, la candidata mencionó como ejemplo el trabajo para el sector de las personas que experimentan alguna discapacidad.

En cuanto a lo estrictamente electoral, enfocada en la ingeniería y previsión, la dirigente del Sindicato de Espectáculos Públicos indicó que “hay gente que es del partido que dice que siempre trabajó de este lado, pero a partir del viernes voy a estar viendo a full el tema de las zonas”.

Para finalizar, Gómez prometió que si llega a ser electa priorizará “el acceso a una vivienda única a los trabajadores que no pueden acceder por el IPV ni por Procrear, porque hay una gran franja de trabajadores que no tienen acceso a esos programas y tampoco tienen vivienda propia”.