Como en el caso de la emergencia sanitaria del norte, el ministro de economía de Gustavo Sáenz se muestra atrapado entre la necesidad de remarcar la pesada herencia “U” sin explicitar las supuestas responsabilidades del ex gobernador.

El ministro de economía, Roberto Dib Ashur, confirmó por FM Capital que la Provincia cerró el ejercicio del 2019 con déficit en sus cuentas públicas. «Cerramos el 2019 con un déficit de 1.100 millones de pesos» confirmó a la emisora, aunque al ser consultado si hubo irregularidades en el manejo de fondos durante la gestión anterior afirmó que «no encontramos irregularidades, pero sí mucha deuda y mucho flotante”, en relación a contratos y redeterminaciones de precios.

Lo curioso del caso es que hace unos días, quien fuera ministro de Economía de Urtubey hasta el mes de octubre del 2019 – Emiliano Estrada – aseguró que hasta ese mes el superávit fiscal era de 2300 millones de pesos y nadie del gobierno salió a desmentir la cifra, con lo cual resulta difícil entender cómo se gastaron casi 4.000 millones de pesos en los meses de octubre, noviembre y los primeros diez días de diciembre.

Dib Ashur también habló de la deuda del Estado salteño. “La provincia tiene una deuda de 9.500 millones que vencen este año. Reperfilamos 2.000 y quedan a pagar 7.500 que no está claro de dónde van a salir» agregó el economista para alarma de quienes esperan que los expertos tengan un plan al respecto. «Cuando yo asumí me dí con estos números y tenemos un panorama complicado para este 2020» dijo para finalizar.