Dirigentes nacionales de ese partido arribaron a Salta para ocuparse del caso. A raíz de la publicación con que CUARTO informó el caso, esa fuerza trotskista solicitó un derecho a réplica que acá concedemos publicando el escrito remitido como descargo.

El descargo en cuestión está firmado por “Juntas y a la Izquierda”, el frente feminista que responde al Movimiento Socialista de los Trabajadores.

“Desde este lunes se vino desarrollando en las redes sociales un debate en torno a una denuncia pública que un grupo de compañeras realizaron en Salta contra Sergio Ballestero, que años atrás fue parte de la dirección de nuestro partido en esa provincia. Ante temas así, lógicamente prima la preocupación, la consternación y la necesidad de saber efectivamente que sucedió. Sobre el tema, y al igual que lo manifestamos en la declaración pública que hicimos el lunes, partimos de ser plenamente conscientes que en el marco de la sociedad capitalista y patriarcal en la cual vivimos, ninguna organización está exenta de estos problemas y flagelos. Y por lo tanto nuestra primera tarea es siempre facilitar que toda denuncia o preocupación al respecto sea tratada a fondo, investigada y como resultado de eso sancionada como corresponda, con la dureza que los hechos merezcan.

En ese sentido, dos integrantes de nuestra dirección se han trasladado a Salta para reunirse con toda nuestra militancia y además la dirección de nuestro partido ha pedido la intervención de la Comisión de Moral, que en el MST tiene entre sus integrantes una mayoría de mujeres, compañeras que se instalarán en Salta para profundizar una investigación sobre todos los hechos planteados y luego resolverá.

A la vez, y para garantizar sin ningún tipo de obstáculos que la investigación se haga hasta el final, también el Comité Ejecutivo del MST ha resuelto la separación de Ballestero de nuestro partido hasta que termine la investigación y haya una resolución clara al respecto. Ese es nuestro compromiso ante cada denuncia, además de proteger a las compañeras, como es nuestra trayectoria en la lucha feminista, anticapitalista y socialista.

Sobre esta base, queremos hacer una serie de consideraciones y aclaraciones, ya que la denuncia presentada dio lugar a confusiones y también a una serie de malintencionadas campañas y difamaciones contra nuestro partido, las cuales repudiamos.

En primer lugar, Ballestero ni vive ni milita en Salta hace más de dos años. Y vive en otro país hace más de un año. Por lo cual no es verdad ni que se lo sacó ahora para evitar la denuncia, ni que se lo premio con tareas internacionales. Se encuentra en Paraguay, donde vive y trabaja, por razones completamente ajenas a estas denuncias que surgen ahora.

En segundo lugar, nunca hasta la declaración pública de este lunes, se habían hecho en nuestro partido denuncias de “abuso” o “pedido favores sexuales” en Salta. Por las redes sociales fuimos notificados de estas graves denuncias y nunca nadie las presentó tampoco a nuestra Comisión de Moral. Las cuestiones que otras compañeras nos manifestaron hace poco son diferentes, y lo mismo las que recientemente Cecilia Gómez nos había manifestado. Igualmente, ahora se investigarán todas como corresponde.

En tercer lugar, las compañeras que firman la declaración que encabeza Cecilia Gómez, en su mayoría no son militantes del MST, lo cual no invalida la denuncia, pero si es bueno aclararlo porque es la verdad. Ella misma hace cerca de un año que estaba alejada por cuestiones de salud, tema en el cual le hemos brindado todo nuestro apoyo y estamos dispuestos a seguir haciéndolo si así lo necesita.

En cuarto lugar, el equipo de dirección de nuestra militancia salteña tiene diferentes valoraciones sobre los temas en cuestión y darán mañana una Conferencia de Prensa. Manifiestan que según el relato de algunas compañeras existieron problemas de machismo que deben investigarse a fondo acompañando a esas compañeras, y plantean que la denuncia pública hecha el lunes, por inconsulta e intempestiva, además no preserva a compañeras que se ven involucradas en un tema sobre el cual preferían otro tratamiento y solución dentro de las instancias partidarias. Lógicamente la dirección de la Regional Salta del MST está completamente a favor que todo se investigue hasta el final, se sancione lo que corresponda, y aportarán sus propias opiniones y experiencias vividas a la Comisión de Moral.

A la vez tenemos que decir que, como militantes feministas, anticapitalistas y socialistas, no compartimos el método utilizado por la compañera, a quien hace algunas semanas le hemos ofrecido, y ella había aceptado como consta en nuestros registros internos y ponemos a disposición, que presentara la denuncia ante el partido. Equivocadamente decidió hacerlo en la prensa sin mediar explicación alguna y agregando tergiversaciones y confusiones que en nada ayudan a llegar a la verdad. Aun así, igualmente la hemos llamado reiteradas veces sin lograr que nos atienda, le volvemos a ofrecer por este medio reunirnos si así lo quiere, y aun no estando en nuestro partido y habiendo realizado un ataque público injusto e innecesario, igualmente le seguimos ofreciendo que venga a presentar la denuncia a nuestra Comisión de Moral con plenas garantías. Iguales garantías le damos a todas las compañeras.

Por último, repudiamos a oportunistas y a sectores antimilitantes que en las redes sociales se montan frente a este hecho solo con la intención de dañar al MST, queriendo generar intrigas, sospechas y calumnias para tratar de debilitar la organización militante. No lo lograrán; nuestro partido es firme y orgullosamente feminista y eso no está separado de ser anticapitalistas y socialistas, todo lo contrario; no hay feminismo verdadero sin militancia y organización política contra el sistema. Por eso construimos el MST que, sin encubrimientos, con la verdad y con más militancia organizada, seguirá avanzando y solucionando en Salta los problemas reales que estén planteados”.