La líder de la Coalición Cívica insultó al jefe del bloque PRO en Diputados. La UCR presiona a Macri para que se baje de la candidatura presidencial y abre paso a Urtubey y Lavagna.

“Sabía que eras pícaro, pero no tan hijo de puta”, espetó la diputada Elisa “Lilita” Carrió a su par y líder del bloque PRO, Nicolás Massot. Lo dijo en un pasillo del Congreso Nacional, delante de otros legisladores que tuvieron que intervenir para calmar las aguas.

Los insultos de la líder de la Coalición Cívica echan luz a la feroz interna que vive la alianza Cambiemos. Días atrás la legisladora cruzó al ala política del Gobierno, entre ellos al ministro del Interior Rogelio Frigerio, y les dijo: “Son un asco”. Ocurrió tras la contundente derrota de Mario Negro en las elecciones de Córdoba.

Mientras tanto, la tercera pata de la alianza gobernante, la Unión Cívica Radical, presiona para que Mauricio Macri deje atrás sus aspiraciones por la reelección. Además, le reclaman apertura del espacio para la incorporación de Alternativa Federal.

El gobernador de Mendoza y presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, deslizó que “no hay que descartar que Macri no sea candidato” por la pérdida de peso electoral. Incluso más: apostó a una alianza que incluya a Roberto Lavagna, Juan Manuel Urtubey y Martín Lousteau.