viernes 23 de febrero de 2024
25.9 C
Salta

La dignidad que no llega | Vecinos del sur de Salta piden tener agua potable alguna vez

Viven en San Carlos. Le enviaron un mensaje al intendente porque esperan que el funcionario haga las gestiones necesarias para contar con el servicio.

Vecinos de San Carlos, en el sur de la provincia de Salta, enviaron un mensaje al intendente de esa localidad, Héctor Rulo Vargas, para saber si avanzan las negociaciones con Nación para que esa localidad tenga un servicio de agua apta para consumo humano.

«Sr. Intendente, nos comunicamos por este medio para hacerle saber que se está avanzando en la gestión de recursos para que de una vez por todas logremos tener agua sana (potable para consumo humano) tan necesaria para nuestro pueblo», comienza el mensaje enviado hoy a Vargas.

Municipalidad de Salta

«Esta semana tenemos los resultados de los estudios realizados por el INTI y se requieren fondos para avanzar con el proyecto de obra. Desde el ENOHSA proponen llevar a cabo la obra en el marco del Programa Argentina Hace del Ministerio de Obras Publicas de la Nación y se precisa de la voluntad política del municipio para poder hacer posible algo tan anhelado por nuestro pueblo», sigue el texto.

«Tenemos entendido que el día martes 28 de diciembre lo esperan en Buenos Aires para iniciar dicha gestión. Usted estará viajando? Esperamos su respuesta a la brevedad, consideramos que esto es urgente para nuestro pueblo», finaliza el mensaje, que no tuvo respuesta hasta el momento.

Un reclamo de larga data

La Asamblea por el Agua Sana de San Carlos, San Lucas y El Barrial avanza con el reclamo, que viene desde hace tiempo. A principios de 2021, durante los cortes de ruta que se hicieron para visibilzar la protesta, se explicaba que en la zona no hay «agua apta», pues tiene un alto contenido de boro y arsénico.

Si bien existe una resolución del año 2014 -emitida por el Ente Regulador- que intimaba a Aguas del Norte a mejorar la calidad del agua y a cambiar la forma de obtener el líquido, la misma nunca fue cumplida por la empresa.

La única respuesta por parte de Aguas del Norte ha sido dejar de cobrar el servicio. Eso sucedió en 2018 tras aceptar que el servicio de red que brindan no lleva agua apta para el consumo humano. Actualmente, para acceder a agua potable, las y los sancarleños deben concurrir hasta la plaza del pueblo a buscarla. Ahí está estacionado un camión que dispuso un vecino -ni siquiera en esto ayudó la empresa- de apellido López. El municipio sólo se hace cargo del combustible.

Otras noticias