martes 27 de febrero de 2024
20.3 C
Salta

«En Salta es algo muy frecuente» | Sobre la violencia política y de género ejercida en las instituciones

Esta semana la columna de género del programa Cuarto Oscuro (FM La Cuerda 104.5) tuvo el comentario de la abogada Laura Postiglione sobre un caso protagonizado por ediles de San Lorenzo. Al respecto planteó que muchas legisladoras no saben que pueden denunciar la violencia política como cualquier otra forma de violencia de género.

El caso de la concejala de San Lorenzo Costanza Guyot denunció violencia de género por parte de otro edil y, además, sugirió que es víctima de violencia política e institucional del propio Concejo Deliberante y del Municipio, fue el punto de partida para la columna semanal de género. En ese sentido, Laura Postiglione inició señalando que la violencia política fue incorporada a la ley de violencia contra las mujeres, y es la que según esta ley se dirige a «menoscabar, anular, obstaculizar la participación política de las mujeres». También recordó que la violencia pública o política se da «cuando mediando intimidación, deshonra, hostigamiento, descrédito se limita el desarrollo de las mujeres en ámbitos públicos políticos, ya sea instituciones del Estado, partidos políticos, gremios, etcétera».

«Acá lo importante a tener en cuenta es que muchas veces estos actos de violencia política quizás no tienen una entidad tal que haga a la víctima presentar una denuncia. Con eso me refiero a que muchas veces se trata de hechos sutiles, como por ejemplo que no te llaman para una reunión, pero también hay situaciones más graves», aclaró Postiglione al referirse al caso de la concejala Guyot.

Municipalidad de Salta

Entonces señaló que «las mujeres deben saber que si se sienten vulneradas en sus derechos de participación política pueden radicar una denuncia por violencia de género en su modalidad vinolencia pública o política en las vías habituales, que son la OVIF, comisarías y demás».

Luego, la columnista, remarcó que es importante también que «los organismos públicos -entre ellos las cámaras legislativas y el estado provincial- tengan mecanismos dispuestos para facilitar cuando un caso así sucede; no solo para prevenir, sino también para viabilizar de una manera interna quizás y evitar una judicialización».

«Si hay una cultura interna, ya sea de la Cámara, o en este caso de un Concejo Deliberante, poder analizarla y modificar esas cuestiones que hacen que existan y se perpetúen hechos de violencia política», comentó luego recordando el caso de la edil de San Lorenzo.

Antes de finalizar, Postiglione retomó las cifras de un sondeo realizado entre mujeres legisladoras en Buenos Aires. Ahí el 77 por ciento de las encuestadas manifestó haber vivido alguna situación de violencia política. Luego apuntó: «Acá en Salta esto también es algo muy frecuente».

Otras noticias