Desde la entidad proponen al presidente electo un programa para encender la actividad que combina construcción de casas y pago de deuda.

La Cámara Argentina de la Construcción formalizó un pedido al Gobierno para que declare el estado de emergencia en el sector por la caída de la actividad. Asimismo, proponen un programa de pago de deuda a constructoras y realización de casas.

En la misiva difundida por ámbito.com, la CAC pidió al presidente electo, Alberto Fernández, que el Estado abone con títulos públicos dinero adeudado a entidades privadas y que lleve a cabo la construcción de 40.000 viviendas.

Las propuestas surgen del informe del Consejo Federal de la entidad en el cual repasan la crisis que atraviesa el sector. “No se trata de una declaración de emergencia constitucional sino que es particularmente del sector, como cuando se declara emergencia por una inundación”, señaló a la prensa Julio César Crivelli.

El presidente de la CAC remarcó que “hay obras paralizadas y se está despidiendo personal” en diferentes áreas. “Hay un escenario de caotización de los contratos”, añadió Crivelli al tiempo que caracterizan el petitorio como un paraguas para paliar la difícil situación.