miércoles 22 de mayo de 2024
12.5 C
Salta

“No se gobierna por WhastApp” | Agustina Gallo al presidente de Aguas del Norte por la rotura de calles sin aviso

Los cruces entre el municipio y la empresa Aguas del Norte escalaron el día de hoy cuando la Jefa de Gabinete municipal respondió a Luis García Salado quien dijo informar sobre los arreglos de la empresa en las calles de la ciudad.

La historia parece repetirse. Cuando García Salado era Jefe de Gabinete municipal (2015-2019) cuestionaba a Aguas del Norte por romper calles para realizar arreglos en la red de agua potable. Hoy está al frente de esa empresa y es cuestionado por hacer lo mismo sin saber qué calles fueron reparadas por el municipio y sin informar en qué calles producirán roturas para garantizar arreglos.

En medio de esta situación, CNN Salta junto al presidente de la empresa y a la Jefa de Gabinete municipal para que se expresaran al respecto. Allí García Salado aseguró que desde la empresa notifican al municipio todas las intervenciones que deben hacer y que desde la comuna “no siempre” les avisan de las calles donde van a trabajar.

En una primera instancia, aseveró que la red de agua de Salta contempla muchos inconvenientes, los cuales la empresa prioriza las zonas “teniendo detalladas calle por calle cuáles son las que debemos empezar a cambiar”. Aquí recalcó que todos “somos conscientes de la situación de infraestructura que tiene la provincia y la ciudad, y su desinversión de muchos años”. En cuanto al enojo del municipio por una intervención sin aviso, García Salado señaló que “La intervención de ayer era muy importante, la comunicamos a la mañana a la Municipalidad antes de empezar a romper, sabían de esta rotura”.

A su turno, la Jefa de Gabinete municipal, Agustina Gallo, asumió posiciones mpas fuertes al decir que siente un poco de “vergüenza seguir hablando de falta de comunicaciones, más que falta de comunicación. No se gobierna por WhastApp o llamadas telefónicas, legalmente todos sabemos qué le corresponde a cada uno”, sentenció.

En cuanto a su descargo, dijo que lo hizo un poco por hartazgo, pero sobre todo cuidando las inversiones de los salteños en la pavimentación de las calles. “Hay obligaciones que son obligaciones, si rompo la calle tengo la obligación de cerrarla, tenemos que cuidar los fondos de los salteños, para nosotros pavimentar una cuadra es presupuesto de los salteños, 1000 mts2 son $8 millones, me da hasta vergüenza hablar quién es dueño de los pozos”, recalcó.

Aquí dijo que Aguas del Norte debería avisar de aquellos lugares donde ya saben que la cañería y la red está en mal estado, por debajo del asfalto “y así no invertimos” los millones en pavimento. “Para mí no es falta de comunicación, es falta de poner papeles, falta de tener un diagnóstico de la situación, la empresa nos podía decir la gravedad del microcentro o los barrios, su plan de trabajo, para que nosotros definamos dónde invertimos”, planteó.

Archivos

Otras noticias