viernes 23 de febrero de 2024
20.3 C
Salta

J.V. González | Aseguran que el sujeto que arrojó cal en los ojos a un niño hizo lo mismo a una adolescente

El niño fue derivado a Capital para su tratamiento, dejando comprometida su visión. Ahora una joven acusó al mismo energúmeno de haber cometido la misma estupidez.

La frase “en carnaval vale todo” no puede aplicarse en estos casos. La tradición de arrojar harina o talco como parte del juego se fue de mambo en el momento en el que un inadaptado optó por usar cal como sustituto de las sustancias antedichas.

La fiesta en Joaquín V. González, al sur de la provincia, terminó mal tanto para el niño a quien casi dejan ciego tras arrojarle cal, como para una joven que denunció al mismo sujeto que cometiera la acción contra el nene. Ahora ella tiene un ojo comprometido.

Municipalidad de Salta

Bautista, de 11 años, es a quien durante el corso le arrojaron cal en los ojos. Una acción que bien podría considerarse un atentado contra su integridad física. Personal médico informó a la familia que el niño “tiene dañada las corneas” y podría perder la visión.

Daniela es la adolescente a quien, también en el corso de la Avenida Güemes, le hicieron la misma jugarreta para nada graciosa. Según comentó el hermano, “un muchacho le hecho cal en los ojos y ahora ella se encuentra en observación”.

Ese “muchacho” sería el mismo que cometió tamaña estupidez contra el nene. Según publican medios del sur provincial, la Policía de Salta aun no realizó ninguna detención a pesar de las denuncias.

Otras noticias