miércoles 28 de febrero de 2024
20.3 C
Salta

El fantasma del “chineo” recorre Salta | Violaron a niña wichí en Santa Victoria Este: dos criollos son sospechosos

La menor tiene 11 años. Una de las versiones sindica a dos criollos como los autores. La práctica del chineo volvió a emerger como una expresión de la dominación de indígenas a través de abusos atravesados por el racismo y el machismo criollo.

La nena es oriunda de la comunidad wichí La Puntana, ubicada en el municipio de Santa Victoria Este (SVE) del departamento Rivadavia, en el límite con Bolivia. Abel Santillán, cacique de la comunidad, declaró a la sección local del diario Página 12 que teme que pueda generarse un conflicto tras los hechos y reavivó el pedido de un puesto policial mientras se busca a los autores del aberrante hecho.

El Ministerio Público Fiscal informó que la médica del CIF constató lesiones compatibles con abuso sexual y que además la niña está golpeada. También confirmaron que todavía no hay detenidos, aunque indicó que se «habría identificado a dos integrantes de su comunidad» (La Puntana), lo que choca con la afirmación del cacique, que asegura que los responsables son dos hombres criollos.

Municipalidad de Salta

Según el relato del cacique, el miércoles último un grupo de la familia de la niña fue hasta la Iglesia y al volver, cerca de la medianoche, habrían perdido de vista a la más chica de las hermanas. Al no ver a la niña “los familiares pensaron que se había quedado con alguna amiga”. Pero cerca de las 6 la nena apareció en la puerta de su casa “casi arrastrándose”. Santillán indicó que las familias de los dos hombres (ambos de más de 30 años) levantaron sus pertenencias y estiman que los atacantes se fugaron a Bolivia, otra hipótesis es que uno de ellos fue a Tartagal.

Chineo en el chaco salteño

El caso vuelve a poner en agenda una aberrante práctica: el “chineo”. En lo central supone un ejercicio de dominación de los criollos sobre los indígenas a través del abuso sexual atravesado por móviles racistas y machistas. Así la había definido a CUARTO en agosto pasado Martín Yañez, antropólogo y trabajador del Ministerio Público de la Defensa.  “Claramente es una práctica de dominación de un pueblo que es el criollo sobre otro que es el indígena. Una práctica de dominación sexual que se juega en el cuerpo de las mujeres y niñas indígenas. Una práctica racista que otorga menor valor a cuerpos racializados. Una situación heredada que muestran la matriz colonial que persiste en nuestro continente, nuestro país y nuestra provincia”, dijo.

Sobre el “chineo” en Salta, Yañez precisó aquella vez lo siguiente: “hay que considerar que Salta tiene 14 etnias, 383 comunidades y en el Chaco salteño viven muchas de ellas compartiendo espacio y territorios con pobladores criollos. Hablamos de algo que tiene tantos años como los de la colonia y desde que los criollos llegaron al chaco con el Estado nacional. Cuando lo hicieron, siguieron viendo al indígena como un subproducto de menor valor y lo tratan de esa manera. Muchas veces se lo esconde y se lo aborda como si fuera una práctica de iniciación sexual de jóvenes criollos con jovencitas wichis. La realidad es que se trata de la dominación de los criollos sobre los indígenas a través de una práctica racista y machista”.

Yañez fue parte del proceso judicial conocido como el “caso Juana”. El mismo tenía a una niña violada en banda por criollos. Un claro caso de lo que se considera como chineo. “Fue la primera vez que el Estado se constituyó en querellante y atendió una causa de este tipo que las comunidades estaban acostumbradas a padecerlas impunemente. Pero hay que trabajar también con los operadores de justicia para que no reproduzcan prácticas racistas por decisión o por omisión. Necesitamos un manual de prácticas interculturales porque el Estado, la Justicia y los operadores de justicia también son ‘hijos’ de esta matriz colonial y racista. Si no hacen un ejercicio de reflexibilidad, difícilmente no la reproduzcan. Tenés que tener en cuenta que el Estado llega a esos territorios a través de la policía que son criollos en esos lugares. En el caso Juana muchos de los acusados eran familiares de la policía que incluso instruían la causa”, recordó Yañez en agosto del año 2020.

Otras noticias