sábado 24 de febrero de 2024
21.4 C
Salta

Cruje el Frente de Todos en Salta | Cuatro partidos inscribieron el frente sin el Partido de la Victoria ni Felicidad

Aducen una sospechosa falta de definiciones y destratos de dirigentes como Sergio Leavy. Desde el otro lado responden que el 30 de abril era el plazo acordado para definir criterios electorales. La judicialización del nombre es inminente.

“Rompieron todo”, fue la expresión de un dirigente al enterarse de lo ocurrido: cuatro partidos del espacio que –con idas y vueltas– se mantiene desde 2019, conformaron en la noche de ayer la alianza electoral transitoria “Frente de Todos” con la que participarán de las próximas elecciones provinciales del 4 julio. Los partidos en cuestión fueron “Unidad Popular” referenciado en Daniel Escotorín; “Kolina”, representado por Diego Arroyo; el “Frente Grande” de Elia Fernández; y “Partido del Trabajo y del Pueblo” con Nerina María Rivera. Según dejaron aclarado en el acta constitutiva, presentarán candidatos para todas las categorías habilitadas: convencionales constituyentes, senadores, diputados, concejales e intendente de Aguaray.

Los cuatro dirigentes mencionados, hace tiempo que forman parte de las reuniones de presidentes de partidos que devinieron en esqueleto organizativo del Frente, aunque en las últimas semanas –según pudo averiguar CUARTO– explicitaron la preocupación por la falta de definiciones de cara a la presentación de frentes, criterios de armado, perfil de candidatos. La gota que habría rebalsado el vaso cayó el viernes pasado en una reunión que debían mantener con Sergio Leavy. Algunos presentes relataron que se sintieron otra vez ninguneados por el dirigente que incluso abandonó la reunión y dejó en su lugar a la concejal Laura García.

Municipalidad de Salta

Eso no fue todo: aunque no lo dicen, los partidos que conformaron anoche la alianza electoral están atravesados por la sospecha de que los “gordos” –como se conoce a los dirigentes del Partido de la Victoria– dilatan definiciones para ejecutar maniobras de último momento que siempre perjudican a los partidos mas chicos. Una serie de reuniones reservadas entre el propio Leavy y dirigentes políticos incrementaron la desconfianza y los representantes de los cuatro partidos mencionados anotaron la alianza.

La consecuencia práctica del desaguisado se adivina: los partidos que vienen siendo parte de las reuniones del espacio y hoy se desayunaron con la inscripción realizadas por sus exsocios, impugnarán el uso del nombre “Frente de Todos”. Si eso ocurre, lo más probable es que nadie termine usando la denominación que –hoy por hoy– tienen más conocimiento que cualquiera de los dirigentes que conforman ese espacio.

Otras noticias