jueves 22 de febrero de 2024
24.8 C
Salta

Divididos por el cargo | Morales comparó a Bullrich con Milagro Sala

Fue tras el fracaso de la reunión que debía decidir sobre la incorporación del gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, a la coalición. El presidente de la UCR acusó al PRO de arrastrar al frente a “una meseta en declive”.

La idea de los presidentes de las fuerzas fundadoras de Juntos por el Cambio era discutir la ampliación de la alianza con la incorporación del gobernador peronista de Córdoba, Juan Schiaretti. Pero todo terminó mal y con el presidente de la UCR – el jujeño Gerardo Morales – acusando a Patricia Bullrich de haberle montado “un piquete” en la puerta del Comité Nacional de la UCR.

La reunión terminó cuando ni siquiera se había puesto sobre la mesa la cuestión Schiaretti. La piedra de la discordia fue el rechazo del presidente de Pro, el diputado nacional Federico Angelini, a la posibilidad de que el liberal José Luis Espert se sumara a JxC, impulsada por los jefes partidarios Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica) y el peronista Miguel Angel Pichetto (Encuentro Republicano Federal).

Municipalidad de Salta

“Fracasó”, fue la primera palabra que dijo Gerardo Morales sobre la reunión en una conferencia de prensa que ofreció en soledad en el salón de actos del Comité Nacional. Acto seguido, atacó a Bullrich, a la que acusó sin medias tintas de orquestar una jugada para entorpecer las discusiones. “Recibo piquetes de las organizaciones que defienden a Milagro Sala cuando recorro el conurbano, pero no lo espero de miembros de mi espacio. Patricia es la que mandó esto”, disparó.

Morales estaba molesto por la presencia de un par de mujeres que, paradas en la vereda del Comité Nacional, gritaban en contra de sumar al peronista cordobés a Juntos por el Cambio. Una de ellas portaba una pancarta artesanal con la leyenda “No queremos a Skiaretti”. El presidente de la UCR también acusó a Bullrich por la presencia de Ricardo López Murphy y de Alberto Assef, quienes llegaron a la casa radical para manifestar su rechazo en el tema Schiaretti. “Había miembros de otros partidos que no estaban invitados, que también fueron invitados por Patricia”, insistió el radical jujeño.

El ingreso de Schiaretti a JxC fue impulsado por Morales y el jefe de gobierno porteño Rodríguez Larreta, pero también cuenta con el visto bueno de Pichetto y la tropa de Elisa Carrió. Pero es resistido por Angelini, que responde a Bullrich y Mauricio Macri, quienes ven detrás del desembarco del gobernador cordobés una jugada de Larreta para imponerse sobre la exministra de Seguridad en las PASO de JxC.

El jefe del radicalismo advirtió que esa pelea está afectado las chances electorales de todo el conjunto. “Reafirmamos la vocación de bajar los decibeles de esta interna entre Patricia y Horacio que nos tiene hace tres meses en una meseta en declive a la baja a todo Juntos por el Cambio”, afirmó Morales. “No me parece justo que el veto de una fuerza política impida la apertura de Juntos por el Cambio si hay acuerdo programático”, volvió a la carga el presidente de la UCR.

Otras noticias