martes 21 de mayo de 2024
2.3 C
Salta

Defender lo público y hacerlo preferible | Filósofo salteño sobre la marcha por la educación pública y los desafíos que conlleva

Alejandro Ruidrejo fue Decano de la Facultad de Humanidades de la U.N.Sa. Hoy anticipó el éxito de la marcha en defensa de la universidad pública y señaló las tareas a desplegar para que lo público vuelva a encantar a parte de la sociedad.

Pasado el mediodía, cuando los medios de comunicación y las redes sociales comenzaban a evidenciar que las concentraciones en defensa de la Universidad Pública serían multitudinarias en todo el país, el filósofo y ex Decano de la Facultad de Humanidades de la U.N.Sa. dialogó con Cuarto Oscuro. Allí enmarcó la arremetida libertaria contra lo público en un proceso que excede a nuestro país, pero que finalmente encuentra en el nuestro un espacio importante de resistencia.

“Se ha escrito un poco ya sobre la rebeldía de la derecha. No solo en Argentina, sino en sus orígenes en las luchas norteamericanas de los años cincuenta. Un proceso persistente de confiscación de la rebeldía por parte de la derecha que siempre había sido definida en términos conservadores. Pero bueno, hoy esto abre un espacio de resistencias como las que estamos viviendo en las universidades públicas para detener el embate de un anarcocapitalismo que considera que todo aquello que respalde los bienes públicos no es más que adoctrinamiento” declaró al programa que se emite por FM La Plaza (94.9).

Consultado sobre por qué ganó terreno en los últimos años el discurso de que lo público empobrece y entorpece el desarrollo pleno de los individuos, el filósofo manifestó. “Sin lugar a dudas algunas cosas habremos hecho mal, pero creo que es el momento de levantar un poco la mirada y ver a más largo plazo la continuidad de ciertos procesos. Desde la crisis del Estado Benefactor un segmento muy pequeño y arrinconado de la teoría económica norteamericana cobra protagonismo y va impulsando una crítica de lo público que toma grandes bríos y se vuelve gobierno en potencias mundiales. Se expresa en nuestra historia con la primera oleada del neoliberalismo durante la dictadura militar y después con sucesivos gobiernos – menemismo de por medio – que le dan forma a esa nueva derecha de Cambiemos y de la actualidad. Hay corrientes de opinión, formas de vivir, posicionamientos políticos que tienen larga duración; que se inscriben en oleadas de pensamiento construidas en tanques de pensamiento y en una trama de instituciones de fortalecimiento de esa perspectiva de la que no nos podemos hacer cargo como si fuesen solo el resultado de nuestro fracaso o limitaciones. Es el gran desafío de nuestro presente: cómo defendemos lo público y cómo hacemos que lo público sea preferible. No solo como parte de los servicios a los que uno puede acceder, sino también sobre cómo se inscribe en un proyecto de país que pueda construir un horizonte de desarrollo económico esperanzador. Una tarea que compromete a las universidades pero que excede largamente a las universidades”, sentenció.

Puesto a opinar sobre cuáles serían los movimientos claves para lograrlo, Ruidrejo contestó haciendo foco en el ámbito universitario. “Una tarea muy importante es lograr que la universidad vuelva a ser un espacio de pertenencia, de confianza, de proyección política y académica para los sectores jóvenes. Nos toca la tarea de repensar cuánto de la reproducción de nuestros saberes converge con los intereses de aquellos que de algún modo largamente participan en una cultura digital y de transformación de la comunicación que hace que nuestras maneras de enseñar y de aprender saberes sean interpelados. Generar un reencantamiento de lo público también en una apuesta de transformación de las maneras de enseñar y de aprender. Una tarea imperiosa: repensarnos y transformarnos a la luz de volvernos una mayoría junto con nuestra propia comunidad. Esto es, más allá de lo que nos pasa puntualmente en este presente, algo que acompaña la historia de las universidades desde sus orígenes medievales. Pugnan por aparecer, se consolidan y en un momento necesitan una transformación. Ahí aparecen las reformas universitarias. Creo que estamos en ciernes de una profunda reforma universitaria que acompañe con mayores esperanzas las luchas y las rehabilitaciones que sostenemos”, concluyó.

Escuchá la entrevista completa aquí:

Open in Spotify

Archivos

Otras noticias