lunes 27 de mayo de 2024
4.2 C
Salta

Otra vez noticia nacional | Condenados por cobrar ilegalmente el IFE acusaron a camporistas salteños de retenerles parte del sueldo

Los funcionarios estaban siendo juzgados por cobrar indebidamente la ayuda económica que el gobierno nacional destino a desempleados en el inicio de la pandemia, aunque en medio del juicio hablaron de los “aportes” a la agrupación.

Dos exgerentes del PAMI provincial fueron condenados ayer a tres años de prisión condicional e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos. Fueron hallados culpables del cobro indebido durante el año 2020 del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). Se trata de Viviana Fernández y Javier Eduardo Navarreta, ambos exgerentes del PAMI en las sedes de Orán y Embarcación. Emilia Juárez, exgerenta del PAMI en El Carril fue absuelta.

La investigación salpica ahora a La Cámpora porque en el juicio dos de los tres acusados contaron que dejaban el 20 % de su sueldo para la agrupación. Medios nacionales como Clarín se hicieron eco de lo publicado por el diario El Tribuno de Salta, «de las declaraciones de dos de los acusados se desprende que debían entregar el 20% de sus ingresos salariales a La Cámpora, retención que estaba a cargo de Marcos Vera, exdirector de la ANSES en Salta y de Verónica Molina, actual titular del PAMI Salta».

«Cuando yo tengo el primer sueldo sabiendo que tenía que destinar el 20% al señor Marcos Vera que era el referente de La Cámpora provincial. Iba destinado supuestamente a aportes de la organización. Se entregaba este porcentaje tanto mío como de los distintos jefes que habían asumido. Esto hacía que mi ingreso sea menor», sostuvo Viviana Fernández – una de las condenadas – durante su testimonio.

Por su parte, Emilia Suárez -la gerente absuelta- declaró: «Yo recibí esta designación del PAMI que en realidad nunca fue para mí, fue para mi hija, la cual es militante de La Cámpora. No podía por el tema de los estudios y entonces, bueno, me lo ofrecieron a mí», para luego precisar que “la señora Verónica Molina y el señor Marcos Vera me pidieron que renuncie porque lamentablemente era una decisión de la organización, que a pesar de que no militaba ni nada me sacaban el 20% de mi sueldo todos los meses».

Javier Eduardo Navarreta -el segundo condenado- relató ante la Justicia que llevó adelante su tarea en la agencia de Embarcación; que al cobro del IFE no lo tramitó y le llegó de manera automática; que presentó su renuncia cuando estalló el escándalo; y que sí hacía el aporte correspondiente, aunque aclarando que el dinero fue destinado a comedores comunitarios de la zona.

Archivos

Otras noticias