miércoles 24 de abril de 2024
18.1 C
Salta

Mario Cargnello aprovechó la homilía del lunes para hacer lobby antiaborto

Además de hacer referencias a la democracia, la libertad individual y la ciencia, el obispo salteño argumentó: “Se trata de hacer posible la vida de todos, no de condenar al inocente”.

El principal sacerdote de la provincia aprovechó la homilía de ayer, lunes de feriado patrio, para referirse al tema más candente dentro de los círculos católicos, sobre todo salteños: la legalización del aborto seguro y gratuito.

Al respecto, y según rescata la publicación realizada por Nuevo Diario, el obispo Cargnello -retomando las palabras de otro cura, Oscar Ojea, presidente de la Conferencia Episcopal Argentina- sostuvo que: “un hombre es libre cuando su conciencia no se vende, sólo se somete ante la verdad. Una nación es libre y soberana cuando sus gobernantes deciden de cara a la verdad y no venden su conciencia a ningún poder ajeno, ni a sus intereses privados, ni a otro poder del Estado, ni a un partido político, ni a un poder económico, mediático o de presión social. Y sólo la verdad sostiene la búsqueda del bien común, sin ella el bien común se desvirtúa, se pervierte”.

Además aprovechó para tomar la voz por “todos los argentinos”, por quienes habló considerando que de aprobarse esta ley les generaría un gran dolor: “Sería un acto injusto, un retroceso institucional. Creo que puedo animarlos a poner de pie a la Argentina en la defensa de la vida del más indefenso”. Y como si esto se tratara de un Boca-River, el obispo argumentó: “Decir sí a la vida es, en esta ocasión, sembrar una nueva cultura en el corazón de una civilización herida por un clima de competencia, de descuido del otro, de falta de solidaridad real con los hermanos”.

En un rapto cientificista, y casi a falta de mejores argumentos, aseguró que “la ciencia nos avisa que una nueva vida comienza a existir desde el momento de la concepción”, al tiempo que exhortó a los senadores para que “la verdad ilumine sus conciencias” y que a través de esta iluminación puedan decir “sí a la vida, sí a toda vida, porque toda vida vale. Y desde allí sean creativos a la hora de proponer caminos y leyes que ayuden a las mamás en su camino sagrado. Se trata de hacer posible la vida de todos, no de condenar al inocente”, finalizó.

Archivos

Otras noticias