martes 27 de febrero de 2024
21.4 C
Salta

Era salteña | Lohana Berkins: la travesti ovacionada en la sede de la ONU

Flor de la V recordó el viaje de la salteña en 2005. La ley identidad de género no existía y la seguridad de Naciones Unidas complicó su ingreso. A fuerza de argumentos, ella logró que la ONU le diera un ID con su nombre: Lohana Berkins.

Corría el año 2005. Néstor Kirchner se consolidaba como un líder popular. En este contexto, el gobierno había enviado a la ONU una delegación encabezada por Juliana Di Tullio a un encuentro donde participaban 180 países, más de 250 organizaciones no gubernamentales. “Una de las invitadas especiales de este viaje era nuestra querida Lohana Berkins”, escribe Flor de la V en un artículo publicado por Página 12.

La autora del escrito imagina la felicidad de Lohana al ser invitada a un evento tan importante para las mujeres de nuestro país, pero resalta que aquellos años eran complicados para las personas travestis y trans a la hora de cruzar una frontera. “Viajar al exterior para nosotres era más complicado que para un iraquí después del 11-S” ironiza Flor de la V al recordar que en cada aduana la presentación de un documento o pasaporte era seguida por una acusación frecuente: «¡esta no es usted!». “El agente miraba el pasaporte, lo escaneaba lentamente, levantaba la mirada para corroborar lo que veía. Su cabeza binaria entraba en cortocircuito, su mundo se derrumbaba y al no encontrar respuesta en su cerebro formateado en dualidades”.

Municipalidad de Salta

Tras contextualizar la situación, Flor de la V se detiene en la aventura que protagonizo Lohana Berkins en la ONU. “Con la personalidad que tenía Lohana no creo que estas contingencias fueran a opacar un viaje tan significativo e importante. Este solo era el comienzo de otra gran aventura para esta travesti salteña que había sabido abrirse camino en situaciones de lo más adversas. El nuevo capítulo era la ONU”.

“Al llegar, Juliana Di Tullio organizó un desayuno en la sede de la delegación argentina en New York para reunir a todas las ONG del Ecosoc con los demás enviados y enviadas. Así se podrían congregar todas las mujeres y las organizaciones sociales. Pasaba el tiempo y Lohana no aparecía. Una hora más tarde del inicio, descubrieron que había sido demorada en la puerta porque no podían acreditarla. La ONU acumulaba una vasta experiencia en recibir a personalidades destacadas de la cultura, presidentes, monarcas, políticos, celebridades, escritores, actores, actrices, pacifistas, músicos, artistas, modelos, científicos, defensores de derechos humanos, pero no estaba preparada para recibir a una travesti sudaca”.

“Para ingresar en las dependencias de la ONU los protocolos son muy estrictos, todas las personas deben tener colgado del cuello el ID que entregan al acreditarse, sin excepciones. Al llegar, Lohana intentó hacerlo y no se lo permitieron porque su imagen no se correspondía con el nombre que figuraba en su DNI. ¡Imagínense la respuesta de esta travesti combativa, que siempre había ido al frente, que no le había tenido miedo ni a una de las instituciones más poderosa del mundo, la iglesia católica! Sacó su manual de vida y les dio una lección de género a todas las personas que se fueron sumando a este episodio, tratando de resolver esta situación. Según los testigos, la oratoria de Lohana fue brillante, muches jamás olvidarían ese día”.

“¿Como termina la historia? De la única manera posible en la vida de Lohana. Consiguió su ID de la ONU con su nombre completo: LOHANA BERKINS, la primera travesti en pisar la ONU. Al entrar al salón, fue aplaudida por todxs lxs presentes. Dicen que su cara reflejaba una felicidad que emocionaba. Esto demostró una vez más que para esta defensora de los derechos humanos, ni un proxeneta, policía, cura, políticos o la mismísima Naciones Unidas la intimidaban”.

“La semana pasada se cumplieron cinco años de su partida y quería recordarla con esta tremenda anécdota que contó Juliana Di Tullio en un encuentro al que fui invitada por la Federación Argentina LGBT (FALGBT). A mi humilde entender, sintetiza lo que fue e ilustra la constante lucha de esta persona ejemplar que hizo de la libertad y de la justicia social causas fundamentales por las que pelear. La recordaré siempre y les dejo una de sus frases que muchxs adoptaron ya como su leitmotiv: «En este mundo de gusanos capitalistas, hay que tener coraje para ser mariposa».

Otras noticias