viernes 23 de febrero de 2024
18.1 C
Salta

Claros todavía podría cobrar millones | La tibieza, cómplice de la casta universitaria salteña

El Consejo Superior no suspendió lo resuelto en la sesión anterior, tal como había recomendado el rector Daniel Hoyos que prefirió no participar de la reunión de ayer. Por estos motivos el ex rector podría cobrar más de 6 millones de pesos.

El Consejo Superior de la Universidad Nacional de Salta no suspendió lo resuelto en la sesión anterior, tal como había recomendado el rector Daniel Hoyos, por lo que Víctor Claros todavía tiene chances de cobrar más de 6 millones de pesos por vacaciones atrasadas, algo que causó polémica dentro de la casa de estudios salteña.

Hoyos había suspendido momentáneamente el pago de las vacaciones atrasadas de su antecesor elevando una nota al Consejo Superior. Allí comunicaba que suspendía y observaba la resolución tomada el 23 de junio, cuando se decidió pagar a Claros más de 5 millones de pesos por vacaciones atrasadas en concepto de rector, cuando, según ADIUNSa, debería ser como docente. La decisión final debía ser del propio Consejo Superior que hoy podía revisar su decisión inicial o ratificarla, algo que finalmente ocurrió.

Municipalidad de Salta

Lo curioso del caso es que en la sesión de ayer del Consejo Superior el Rector Daniel Hoyos se excusó en el tratamiento del asunto. Argumentó que era lo que correspondía por haber sido él quien observo la decisión. Traducido: a la hora de defender lo que él había firmado prefirió hacer la plancha en nombre de una extraña y poco útil corrección política. La retirada del Rector dejó al Decano de Ingeniería, Raúl Casado, al frente de la sesión. Este pretendió retirar el asunto del tratamiento pero no pudo. No obstante, el Consejo Superior ratifico lo que ya había votado, desestimo lo que el Rector había recomendado y Victor Claros sigue en condiciones de cobrar más de 6 millones de pesos en concepto de días vacacionales no tomados oportunamente.

En una nota enviada a los medios en la tarde del jueves, el gremio ADIUNSa aseguró que «luego de 2 horas y media de discusión y con 12 votos afirmativos (5 decanatos excepto el de Humanidades), 7 votos negativos y 2 abstenciones, el Consejo Superior resolvió insistir en lo resuelto en la Sesión Anterior».

«Si bien la medida es discutible desde lo formal (puesto que para ‘insistir en la medida’ se necesita la ‘mayoría simple de sus miembros’ o sea 13 votos), de no haber objeciones en ese sentido o en instancia judicial posterior, el ex rector finalmente cobraría cerca de $6,5 millones por ‘vacaciones no gozadas'», agrega el texto.

«En el tratamiento del tema quedaron expuestas muchas preguntas sin responder, muchas dudas sobre procedimientos, no primó la voluntad de revisar lo decidido y (con 7 votos negativos frente a ninguna de la sesión anterior) se va a seguir con lo resuelto», sigue.

«De continuar en firme esto, y ante el evidente trato desigual para con lxs trabajadorxs de esta casa de estudios, vamos a promover que la UNSa reconozca cada día (sin importar el año) que nuestrxs afiliadxs hayan perdido por no tomárselos en ‘el período correspondiente'», continúa.

Otras noticias