Femicidios durante 2021 en Argentina | Salta entre las provincias con mayores índices

Los datos surgen del informe revelado ayer por MuMaLá. La cifra supone un femicidio cada 40 horas en la Argentina. En lo que va del año 151 menores quedaron sin madre.

Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMalá) es una de las organizaciones civiles que sirven de observatorio de los crímenes contra la mujer, con estadísticas propias elaborada a partir de medios gráficos y digitales y que se publican una vez por mes. El publicado ayer da cuenta de la cifra mencionada y destaca que las jurisdicciones que lideran la tasa provincial de femicidios son Santiago del Estero, Formosa, Neuquén, Tucumán, La Rioja, Salta y Chaco. Todas cuentan con un índice que superan ampliamente la tasa nacional que ronda el 0,54 cada 100 mil mujeres. En el caso salteño es del 1×100 mil.

Desde MuMalá detallaron que el 24% de las víctimas habían realizado una denuncia contra su agresor, mientras que el 15% tenía orden de restricción de contacto o perimetral y el 2% botón antipánico. Estos datos “expresan la urgente necesidad de declarar la #EmergenciaNiUnaMenos”, explicó la organización en una publicación difundida en sus redes sociales, desde donde apelaron a la política para cambiar esta alarmante realidad.

Además, el informe señala que en 85 casos de los 142 registrados, el asesino fue la pareja o ex pareja de la víctima, mientras que en 24 casos era conocido y en los 11 restantes eran familiares. A su vez, hubo 220 intentos de femicidios y el 13% de los victimarios se suicidaron luego de cometer el asesinato. Con respecto a la edad de las víctimas, el rango que va de los 19 a los 40 años registró el 56% de los casos, mientras que el 35% tenían más de 60 años y el 7% menos de 18 años.

Con respecto a la modalidad del hecho, el 35% de las mujeres fueron asesinadas con arma blanca, el 26% con arma de fuego, el 19% a golpes, el 8% quemadas y otro 8% fueron asfixiadas. Otro dato importante es el siguiente: el 13% de los femicidios fueron cometidos por miembros de las fuerzas de seguridad y en el 32% de los casos, los asesinos utilizaron su arma reglamentaria.

Al analizar el lugar del hecho, se confirma que la pandemia empeoró la situación para miles de mujeres: el 62% de los femicidios fueron cometidos en la vivienda de la víctima o en la vivienda compartida; el 13% en la vía pública y el 6% en descampados.

Por último, la organización le exigió al Gobierno nacional «la declaración de emergencia nacional en violencias de género, con el objetivo de incrementar y priorizar recursos humanos y económicos para la atención integral de mujeres e integrantes del colectivo LGTBIQ+ en situación de violencia de género».