“Estamos cerca de un acuerdo” | La Casa Rosada cedió un poquito y Fernando Yarade se entusiasma

El Gobierno aceptó revisar exenciones a ganancias y bienes personales para mejorar recaudación. Ahora Macri convocará a los gobernadores para cerrar el presupuesto con “déficit cero” que exige el FMI.

“La administración de Mauricio Macri debió ablandar su postura respecto de reuniones anteriores porque considera clave tener acordado el Presupuesto con la oposición como una señal de respaldo institucional para ofrecer al FMI”, enfatiza el portal La Política Online para dar cuenta de la información.

Eso ocurrió ayer en la reunión que mantuvo el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, quien estuvo acompañado por funcionarios del área de Hacienda. La actitud fue tomada por los emisarios provinciales como como un gesto de apertura. Uno de los ministros presentes explicó a los medios que la Rosada se comprometió “a mejorar y revisar las exenciones del impuesto a las ganancias y de bienes personales que gozan los grandes beneficiarios, una medida que beneficia a los que se acogieron al blanqueo, aunque mantengan decenas de miles de millones de dólares en el exterior”.

Eso supondría que de los 100 mil millones de pesos que debían aportar las provincias al ajuste, 85.000 millones se harán efectivos (43.000 millones en subsidios al transporte, 14.500 millones de subsidio a tarifa social y 26.000 millones del fondo sojero) mientras los 15.000 millones restantes se cubrirían con nuevos ingresos por retenciones y aumento de impuestos. “En ese sentido, el gobierno tuvo que ir donde no quería en la última reunión de dos semanas atrás, cuando sólo exigía revisar los gastos para llegar al número de 100 mil millones de pesos de ajuste en las provincias”, enfatizó LPO.

Desde las provincias admiten que podrían llegar a un preacuerdo si el Gobierno avanza con los pedidos de los gobernadores. «Estamos muy cerca», aseguró el jefe de gabinete de Salta, Fernando Yarade. «Se entendió que no sólo había que reducirle gastos a las provincias sino ampliar el horizonte fiscal y la base tributaria», señaló.

Para apurar el acuerdo, Macri convocará a los gobernadores para la semana que viene, luego del pedido que hicieron este martes en el CFI junto a Sergio Massa y Miguel Pichetto. En el encuentro de la semana que viene estará el propio Macri junto a Marcos Peña, Frigerio y Nicolás Dujovne.