Imagen ilustrativa.

El hecho fue presenciado por un trabajador de la zona. Una discusión que derivó en una gresca con piedras fue considerada como intento de homicidio.

Marcos Gustavo Gutiérrez (28) fue sometido a juicio abreviado. Se le acusaba del delito de tentativa de homicidio simple en perjuicio de Juan Marcelo Franco (36). Gutiérrez lesionó gravemente a Franco el 23 de febrero, cuando ambos se hallaban en las márgenes del río Mojotoro a la altura del barrio Juan Manuel de Rosas.

Tras una discusión, uno descargó su ira contra el otro a plan de pedradas. Aprovechó la oportunidad del lugar y tomó lo primero que halló, en este caso: piedras, y surtió a su acompañante. No contó con que un trabajador de la zona estaba observando la escena. Fue precisamente este operario que trabajaba en el lecho del río se hizo el testigo clave.

Luego de que Gutiérrez dejara tendido en el suelo a Franco -que a ese punto había perdido la verticalidad por las lesiones producto del impacto de las piedras- vecinos de la zona colaboraron junto al testigo para detener al agresor. Después intervino personal policial pues el hecho fue denunciado al 911.

El apedreado recibió la mayoría de los golpes en la zona del cráneo. Fue trasladado al hospital San Bernardo, donde se determinó que corrió riesgo de vida.

Ayer el Ministerio Público Fiscal de Salta informó ayer que este brutal caso “el juez Marcelo Rubio condenó a Marcos Gustavo Gutiérrez a la pena de 7 años y 6 meses de prisión de cumplimiento efectivo y en el mismo fallo dispuso la extracción de material genético del imputado por parte del Servicio de Biología Molecular del Departamento Técnico del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), previa asignación del Dato Único de Identificación Genética (DUIG), para su incorporación en el Banco de Datos Genéticos”.