Brutal asesinato en Salta | A cinco años de un crimen sin culpables

La muerte de Jimena Salas, en Vaqueros, generó conmoción por la crudeza de lo ocurrido. Luego causó indignación por la falta de justicia.

El 27 de enero de 2017, Jimena Salas, de 44 años, fue asesinada a puñaladas en la casa donde vivía, en Vaqueros. Desde ese día hasta hoy, la Justicia no encontró a los culpables.

Salas fue asesinada de más de cuarenta puñaladas, mientras sus dos hijas estaban encerradas en el baño de la vivienda. Se cree que la víctima forcejeó contra los dos hombres que habrían entrado para intentar realizar un robo.

El hecho llevó a juicio al viudo, Nicolás Cajal Gauffin, acusado de encubrimiento; y a un vendedor ambulante, Sergio Vargas, procesado por “marcar” la casa de la víctima.

Sin embargo, en mayo del año pasado, los jueces Francisco Mascarello, Federico Diez y Federico Armiñana Dohorman absolvieron a los dos acusados, que hoy están en libertad.