domingo 25 de febrero de 2024
21.4 C
Salta

Yuthiel Alderete | Denuncian la detención de uno de los referentes del asentamiento de Parque La Vega

El hecho fue confirmado a CUARTO por Ariel, otros de los delegados del asentamiento. Yutiel es el vocero de los asentados y sus compañeros aseguran que los que se lo llevaron eran miembros de la Brigada de Investigaciones.

“Hace unas horas fue llevado por la brigada nuestro compañero Yutiel. Exigimos la liberación inmediata. No conocemos donde se encuentra. La policía ingresó al predio robándose celulares además de llevarse al compañero”, informaron a esta redacción habitantes del asentamiento que ya lleva meses en una situación de absoluta precariedad.

Yutiel tiene 32 años y es una de las personas elegidas por los asentados para monitorear que las reglas de convivencia acordadas se cumplan. También hace de vocero del asentamiento ante los medios. De hecho, habló un par de veces con el programa Cuarto Oscuro (FM La Cuerda 104.5). “Hoy en día hay 1.700 personas en el predio y de ellos unos 700 son titulares. Cada familia tiene 2 o 3 hijos y vamos 69 días asentados. Acá seguimos en la lucha y la espera de alguna respuesta del Estado. Estuvimos en Casa de Gobierno y en el IPV donde fuimos muy mal tratados por el señor Carrizo. Siempre pedimos que hagan un censo para ser lo más transparente posible, pero no se puede”, relató al programa de este sitio el primer día de agosto.

Municipalidad de Salta

Aquella vez explicó también cómo están organizados: “Acá se dividió todo por sectores: hay siete y cada uno de ellos tiene entre 60, 90 y 140 familias. Cada sector tiene cuatro encargados, así que en total son 28 encargados. Los cuatro encargados por sector se encargan de mantener el orden. Acá cero alcohol. En cada valla – en total son 7 – hay alcohol en gel para cuidarse, quien ingresa tiene que tener documento. También tenemos el merendero que tratamos de sobrellevarlo entre nosotros. Y después tenemos un grupo de enfermeras – que también habitan acá – que están estudiando y a la tarde en el merendero atienden hipertensos, gente con diabetes”, destacó aquella vez.

En cada entrevista, Alderete llevaba consigo el cuaderno en donde tenía apuntado las características de los asentados. “Un 70% de los que están en predio son vendedores ambulantes; gente que van a trabajar, vuelven y se quedan acá. Acá hay un 10% de titulares que están inscriptos en el IPV; otro 10% está inscripto en Tierra y Habitat. Es impresionante porque cargan hasta hoy con el cartoncito de la inscripción. El otro 80% no tiene expedientes: hay mamás solteras, algunas que tienen cuatro o cinco chicos, los jóvenes solo son un 5%, madres embarazadas un 7%. Acá tuvimos siete nacimientos. Nos costaba hacer entrar la ambulancia al predio porque la policía no lo permitía. No te digo que los partos fueron acá, pero eso estuvo a punto de ocurrir. Hay un 25% de personas con discapacidad”, narró el delegado.

Sobre las condiciones en las que viven los asentados, el delegado relató que las casillas son de “plástico que arman como piecitas de 3×3 o 4×4. Algunos lotes tienen 3 o 4 carpitas adentro y un fueguito al costado donde cocinan. Cuando nos sentamos un ratito en el merendero cuentan sus historias y a mí como papá me tira al piso”, declara para tratar de dimensionar el dolor que producen las historias.

“Hay punteros políticos que nos quieren sacar porque saben que estamos haciendo bien las cosas. Acá somos lo más transparentes posible, algo que el Estado no lo va a hacer y no lo hizo nunca como pasó en otros asentamientos. Muchas veces nos quisieron bajar. Se meten con nuestras familias, nos amenazan con quemarnos la casa, nos quisieron prender fuego el merendero estando durmiendo yo ahí. Esa misma gente es la que te denuncia. Yo ya tengo como 30 denuncias. ¿Por qué? Por querer hacer las cosas bien y querer ayudar a la gente”, finalizó aquella vez.

Otras noticias