jueves 18 de abril de 2024
14.8 C
Salta

Video | Pablo Kosiner habló en nombre de Justina y de su hijo Juan Pablo

El salteño fue la figura en la sesión que aprobó la ley que convierte en donantes a todo mayor de 18 años salvo expresa negativa: saludó a Emilio Monzó quien perdió a su madre antes de la sesión y en un emotivo discurso de apoyo a la Ley Justina rememoró la muerte de su hijo mientras esperaba un trasplante de hígado.

Pablo Kosiner hizo uso de la palabra durante casi 13 minutos. Seguramente fue una de sus intervenciones menos políticas y más humanas. Comenzó dándoles el pésame al presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Emilio Monzó, quien un día antes había perdido a su madre de 75 años a pesar de lo cual, Monzó fue a presidir la sesión en la que se debatían temas importantes: la urbanización de más de 4.000 villas de todo el país y el nuevo régimen de donación de órganos conocida como «ley Justina».

En este marco, Pablo Kosiner hizo un reconocimiento a Monzó a quien se dirigió para reconocerle su compromiso y los valores que lo llevaron a presidir la sesión a pesar de la pérdida que había sufrido arrancando el aplauso de los presentes que así hicieron su propio reconocimiento al titular de la cámara. «Gracias señor diputado», fue la escueta respuesta de un Monzó visiblemente emocionado.

A continuación, Kosiner procedió con su discurso que tuvo un tono de emotividad aun mayor ya que para explicitar su apoyo a la ley recordó el caso de su hijo Juan Pablo quien falleció en 2011 en el hospital Italiano mientras esperaba un hígado y estaba en la lista de emergencia nacional.

Archivos

Otras noticias