domingo 26 de mayo de 2024
5.3 C
Salta

Salta machista | Una policía denunció violación y sus propios compañeros no la tomaron en serio

Una cabo de la fuerza provincial aseguró que un suboficial abusó de ella en un motel.

Una denuncia de violación en Salta queda en la nada por el momento. Una más, de tantas que se reciben en comisarías, como las de violencia de género, que son desestimadas por los propios uniformados que las reciben. Lo curioso es que ahora los protagonistas son todos miembros de la fuerza. Tanto la denunciante como el denunciado y quienes le restaron importancia al hecho son policías salteños.

El hecho ocurrió en Orán. Una cabo de la Policía provincial denunció a un suboficial por violación. Dijo que la llevó engañada a un motel local donde abusó de ella. Pero el hecho no avanzó. Según declaró la joven a la prensa, sus colegas no tomaron en serio sus dichos.

«Lamentablemente, no me tomaron la denuncia en serio. La caratularon como si fuera un abuso simple cuando fue una violación. La revisión médica me la hicieron a los dos días. Luego de mi denuncia, a mí, a la víctima, me quitaron el arma porque aducen que no estoy bien psicológicamente, pero si yo no la usé cuando me estaban abusando es porque me sobró temple, porque sabía que nadie luego me iba a creer lo que allí pasó», dijo la denunciante en El Tribuno.

Los hechos

Según relató la mujer, todo sucedió el 19 de marzo, cuando el denunciado la llevó a un motel en contra de su voluntad, engañada. Agregó que a pesar de haberse negado a bajar del auto fue introducida por la fuerza a la habitación y desvestida a la fuerza e incluso manoseada íntimamente. Ella comenzó a gritar y cesó la agresión. Luego la trasladó a su domicilio y en el camino volvió a intentar abusar de ella.

«A mí me quitaron el arma. Yo soy la víctima y sé que actué como debe ser. Luego del delito, lo denuncié», dijo la mujer, que agregó que el hecho se caratuló como abuso simple.

La mujer policía dijo que en diez años de servicio pasó por situaciones de acoso muchas veces, incluso llegó a denunciar a un jefe que «sigue ascendiendo». Además, relató que muchas mujeres policías pasaron y pasan a diario por estas situaciones y que deben callar por temor a ser desplazadas o destinadas a otras jurisdicciones.

Archivos

Otras noticias