martes 27 de febrero de 2024
22.3 C
Salta

Salta | Denuncian acoso y persecución en una dependencia provincial

El hecho ocurre en la Dirección de Rentas de la Provincia, donde una empleada asegura que un directivo, con la complicidad de otras autoridades, continúa con el hostigamiento pese a las denuncias realizadas.

La Dirección Provincial de Rentas de la Provincia vive un episodio desagradable que compromete a sus autoridades. Según se informó en las últimas horas, una empleada de esa dependencia asegura que un jerárquico del lugar la acosa y la hostiga con la complicidad de sus colegas.

Nuevo Diario reveló que en julio de 2022, el Juzgado de Violencia Familiar y de Género determinó que J. A. Navarro, quien ocupa un cargo jerárquico en Rentas, se abstuviera de ejercer actos de violencia física y psíquica y acercarse al domicilio o puesto de trabajo de la denunciante, trabajadora de ese organismo.

Municipalidad de Salta

Sin embargo, la mujer aseguró que el hombre rompió la perimetral en reiteradas oportunidades e ingresó al edificio provincial. Y denunció que todo fue con anuencia de las autoridades.

La mujer recordó en el matutino que sufrió acoso durante años y que luego de denunciar la situación a los jefes inmediatos fue perseguida laboralmente, padeciendo recortes salariales y la imposibilidad de continuar con la carrera administrativa.

«Desde que ingresé a Auditoría en 2004 este hombre comenzó a acosarme. En el 2012 decido denunciar la situación porque no aguantaba más lo que soporté por años en silencio por vergüenza y miedo. Porque no aceptaba sus propuestas indecorosas comenzó a agredirme, a maltratarme y a desacreditarme como mujer y trabajadora. Esto me ha llevado a estar enferma, con picos de presión, dolores de cabeza e inclusive tuve un ACV. Luego de vivir una situación de acoso llegue a desmayarme, sin que Rentas llame a la ART, teniendo que correr con todos los gastos de internación», confesó.

Detalló que su agresor incluso llegó a manosearla en el ascensor del edificio de Balcarce 30. «Como encargado de los puestos de control me decía que si no accedía a lo que quería me sacaría de los grupos de viajes y perdería la posibilidad de cobrar los viáticos. Esto lo cumplió y me excluyó de los viajes al interior. También llegó a desacreditarme en lo laboral, tratándome de inútil y de ridiculizarme ante mis compañeros», aseguró la mujer.

«Luego de mi ACV en 2013, este hombre seguía con sus acosos por lo que decidí comunicarle a mi jefe inmediato lo que ocurría y no tuvieron mejor solución que trasladarme a Ciudad Judicial, al subprograma de Gestión de Cobro, lo que tomé como un castigo, ya que él quedó en su puesto de calle Balcarce, sin sanción. Esto me perjudicó no solo en lo económico, sino que no me permitió continuar con la carrera administrativa», siguió.

«En el 2020 al enterarse Navarro que estaba allí comenzó nuevamente con sus malos tratos, a pesar que él no trabajaba en el mismo edificio. Mis desmayos volvieron cada vez que lo veía, lo que me llevó a denunciarlo por violencia de género», relató.

«Pese a la orden judicial que impide que Navarro circule por los edificios de calle Balcarce y de España, los directores Facundo Romero, Juan Manuel Saravia Toledo, Mario Mendoza y la directora de Rentas, Mercedes Uldry le permiten el ingreso», confirmó la mujer.

Otras noticias