jueves 30 de mayo de 2024
19.8 C
Salta

Redes sociales y trata de personas | De las captaciones forzosas a las engañosas

El próximo 30 de julio es el Día Mundial contra ese delito en el mundo. En ese marco los especialistas advierten sobre las nuevas modalidades empleadas por las redes criminales.

Es lo que expusieron en el encuentro «Los mitos ocultos en las noticias sobre trata de personas» en donde participaron varios especialistas de la Defensoría del Público. Allí advirtieron sobre la necesidad de estar alertas frente a las nuevas metodologías de captación a partir del uso de redes sociales y plataformas digitales

Este delito se adecuó a los tiempos que corren, por lo que hay que tener en cuenta que en el mundo «no hay Estados que puedan por sí mismos enfrentar la trata de personas» y hacen falta ciudadanías «conscientes que puedan colaborar cada vez que se ven indicios de este tipo de delitos», declaró a la agencia Télam Hugo Muleiro del de capacitación de la Defensoría del Público.

Muleiro explicó también que uno de los problemas que afrontan los que luchan contra ese deleito es que se sigue retratando al mismo de forma «tradicional». «Se muestran mujeres engrilladas o encadenadas, y en el proceso de captación hay mayor sofisticación. El método de captura ya no es con esa camioneta que se lleva a una persona», puntualizó. Y aunque aclaró que las captaciones violentas y forzadas «no desaparecieron», aclaró que las redes sociales y plataformas digitales forman parte de las nuevas metodologías que se incrementaron durante la pandemia por coronavirus.

Lo mismo resaltó Natalia Rossetti – de la Defensoría del Público – al medio citado al relatar que «la imagen de víctima que suele mostrarse es de una persona que está en los márgenes de la vulnerabilidad, y la verdad es que muchas veces se juega con la posibilidad de mejorar la condición social de inmediato de sectores medios», advirtió. Ambos especialistas coincidieron en que otra de las confusiones más comunes es vincular la trata de personas con la precarización laboral.

Rossetti definió tres indicadores que el Estado toma para saber si hay una situación de trata con fines de explotación: no percibir salario, la retención de la documentación y las condiciones insalubres del lugar de trabajo en donde se encuentran. «En nuestro país, la trata con fines de explotación laboral es algo que se está incrementando porque las redes tratantes operan ante la necesidad de trabajar o mejorar la condición social», agregó. La mayoría de los casos no son por captaciones forzosas, sino que son captaciones engañosas, aseguró Rosetti, quien remarcó la importancia de que se rompa con estos «mitos» para facilitar los canales de denuncia, consulta y combate a la tarta.

Otro punto cuestionado por los especialistas es la tendencia de vincular todas las situaciones de explotación sexual con la trata de personas, ya que no todas las personas que están en situación de explotación sexual son, a su vez, víctimas de trata. «Una cosa es una persona que al no conseguir trabajo toma la decisión de prostituirse, y otra cosa es la persona que es obligada a hacerlo y es forzada», señalaron.

Archivos

Otras noticias