viernes 24 de mayo de 2024
9.8 C
Salta

“Psicópata, cínico, perverso” | El fiscal federal de Salta, Francisco Snopek, quedó al borde del juicio político

Snopek es investigado por violencia contra su esposa y el secuestro de policías que fueron a su casa tras un llamado al 911, pero los antecedentes de violencia se replican con otras mujeres en ámbitos familiares, laborales y comunitarios.

“Es un psicópata, cínico, enfermo, es un perverso. Lo sentí en carne propia”. Al menos unas 20 frases fueron dichas ante una perito judicial por personas que trabajan o trabajaron con el fiscal federal de Salta Francisco Snopek. La situación solo viene a incrementar “la carga de indicios en su contra en el expediente judicial donde se lo investiga por un hecho de violencia de género contra su actual pareja y, al mismo tiempo, por encerrar a un grupo de policías que llegó tras un llamado al 911” destacó el sitio Infobae en su edición de hoy. Los testimonios coinciden: Snopek, de 43 años, es una persona violenta, sobre todo con las mujeres.

Las declaraciones integran un informe “socio-contextual” elaborado por una trabajadora social a pedido de la fiscal penal de Violencia Familiar y de Género de Salta, Luján Sodero Calvet, quien fue la que dio inicio a la investigación con una denuncia de oficio contra su colega federal tras los episodios ocurridos a fines de mayo en la casa de Snopek. Y es que la esposa de Snopek, una abogada de 32 años, no quiso denunciar a su marido después del llamado al 911, tampoco aportó información sobre la dinámica familiar ante la perito y se negó a declarar como testigo ante Sodero Calvet.

No obstante, la perito sí entrevisto a la esposa y supuesta víctima. La profesional consigno en su informe que detectó “acumulación de tensiones” con “reproches, recriminaciones, denigraciones del esposo a la mujer” y la naturalización “hacia el poder ejercido por la figura masculina”. También hubo declaraciones de personas que trabajan con el acusado.

“El maltrato es mucho mayor con las mujeres, si un hombre la para el carro, se frena”, comentó a la trabajadora social un par jerárquico con el que suele tener interacción en la vida laboral. “Todos lo consideramos peligroso, los que están cerca le sintieron miedo”, declaró otro. “Me sentí violentada por él, durante los cuartos intermedios me escondía para llorar por el trato que me daba”, aportó una mujer.

En el expediente no solo hubo críticas contra el Fiscal Federal de Salta. Según se informó, algunas apreciaciones de los empleados de Snopek fueron bondadosas con el acusado. “Sé que tuvo problemas con una secretaria pero fue una cuestión laboral”; “No hace la diferencia en el trato, es muy amable y educado”; “Es un buen jefe, un buen tipo”, son algunas de los comentarios a favor de la conducta del fiscal federal.

No es la primera vez que Snopek queda involucrado en sospechas de violencia de género. El fiscal federal nacido en Jujuy fue acusado por lo mismo por su ex esposa, pero el caso fue archivado tanto a nivel penal como en la investigación interna de la Procuración donde la denuncia quedó “en reserva”.

Para el entorno familiar del acusado, la pérdida de un bebé condicionó en los últimos tiempos la personalidad de Snopek y su relación con su esposa. No obstante, según la pericia, el detonante de la crisis que termina con los hechos de violencia de género investigados es el consumo problemático de alcohol del Fiscal. Según la investigación, el consumo de alcohol tuvo un incremento progresivo durante el matrimonio con “estados de ebriedad diarios y desencadenantes de comportamientos agresivos específicamente hacia el sexo opuesto” en su familia, en su trabajo y en la comunidad.

“Pesan tres investigaciones simultáneas sobre Snopek: la penal relacionada a la violencia contra su esposa, la familiar, hecha por la defensora Galán, y la investigación interna que lleva adelante el Consejo Evaluador de la Procuración General de la Nación, que podría derivar en un juicio político y la destitución” destacó Infobae.

Según pudo saber Infobae, Oscar Ciruzzi, Alejandro Alagia, Guillermo Pérez De la Fuente, Susana Pernas y María Gloria André, los cinco fiscales generales que integran el Consejo decidieron (con tres votos afirmativos) que hay elementos suficientes como elevar el caso a un juicio político. El procurador Casal ya tiene el informe en su poder y definirá si avanza el jury en los próximos días.

Archivos

Otras noticias