miércoles 17 de abril de 2024
21.4 C
Salta

Miguel Isa | “En el Mercado Vaquereño la economía social desplazó a las reglas individualistas que promueve el dios mercado”

Miguel Isa visitó el Mercado Vaquereño que cumplió cuatro años. Lo recorrió junto al edil Tane Da Souza cuya familia fue una de las que impulsó el espacio. “Vaqueros confirma que la economía social es solidaria, efectiva y se desarrolla sin endiosar el lucro a cualquier precio como lo promueve el mercado tradicional”.

Tras visitar la ciudad de Metán y ante de partir a la ExpoMosconi, el vice gobernador Miguel Isa visitó el ya tradicional predio del pueblo de Vaqueros en donde todos los sábados pequeños productores ofrecen su propia producción a los vecinos prescindiendo de los intermediarios. Allí llegó el vicegobernador quien se encontró con el concejal Tane Da Souza quien proviene de una familia de pequeños productores que fue pieza fundamental en el nacimiento de ese espacio al que Isa asoció con la llamada economía social.

“Vaqueros representa para mí una bocanada de aire fresco. Es una de las localidades que más creció en las últimas décadas, aquí conviven familias que viven hace un siglo en el lugar con otros que llegaron hace algunas décadas aunque todos comprometidos con el ideal de crecer solidariamente y cuidando la hermosa naturaleza del pueblo. Yo creo firmemente que todos esos anhelos se sintetizan bien en este Mercado que permite a los pequeños productores un tipo de producción orgánica y artesanal que va al encuentro de los vecinos del lugar y de la ciudad. Indudablemente se trata de una estrategia de producción alternativa. En el Mercado Vaquereño los valores de la economía social desplazó a las reglas que promueve el dios mercado: el individualismo extremo y el lucro a como dé lugar», enfatizó el vicegobernador.

Al ser consultado por CUARTO si tal economía social puede ayudar a paliar la crisis que actualmente sufre el país y la provincia, Miguel Isa contestó: “Siempre debemos anteponer a los valores del mercado tradicional los valores de la economía social. Pero hoy debemos hacerlo más que nunca porque el mercado que promueve el gobierno nacional ha mostrado su peor rostro: concentrar riqueza de manera obscena. La contracara de ese tipo de mercado son emprendimientos como el Mercado Vaquereño que no es el único, pero sí tiene la potencia para mostrar las virtudes de la economía social que es como un camino que está en marcha. Un camino que en muchos casos lo transitan quienes quedándose sin trabajo, inventaron formas de supervivencia que exige capacidades nuevas. Hombres y mujeres que luego se vincularon con otros sectores sociales que no necesariamente eran afectados por el desempleo pero si eran sensibles a los efectos del mismo y juntos desarrollaron una nueva economía que promueve otros valores. Todo gobierno debe desarrollar experiencias de ese tipo. Soy un convencido que haciéndolo vamos a ayudar a resolver problemas de tipo económicos de nuestra sociedad pero también promoveremos valores nuevos que nos harán a todos un poco mejores”, finalizó.

Otras noticias