martes 21 de mayo de 2024
2.3 C
Salta

«Me dijeron ‘no te metas'» | Sáenz habló tras apuntar contra un empresario tabacalero que comparan con Yabrán

Este miércoles, el gobernador brindó una entrevista en un medio nacional tras criticar el retiro de las modificaciones a los Impuestos Internos al Tabaco del nuevo proyecto de Ley Ómnibus. Dijo que no fue amenazado, pero que recibió «consejos» para que no se metiera en el tema, que tiene a un poderoso titular de una tabacalera en el medio.

Gustavo Sáenz habló este miércoles, luego de que anoche emitiera un largo mensaje en redes sociales criticando al gobierno nacional y a diputados del macrismo y La Libertad Avanza por promover el retiro de las modificaciones a los Impuestos Internos al Tabaco del nuevo proyecto de Ley Ómnibus que se discute en comisiones del Congreso.

El salteño habló en el programa del periodista Marcelo Longobardi, en Radio Rivadavia de Buenos Aires. «Me entere por los medios de comunicación de que había sacado el capitulo fiscal de la modificación del impuesto interno al tabaco y ya recibimos el proyecto sin este capítulo. La verdad que (estoy) desconcertado, desorientado, desilusionado», dijo Sáenz.

El gobernador dijo que «uno cuando ve estas cosas y dicen que se van a acabar los privilegios, ve que hay mucha gente sufriendo y aceptando este ajuste en todo sentido, y se pregunta cómo puede ser que hay todavía gente privilegiada en medio de esta situación».

Tanto en su mensaje por redes como en la entrevista por radio, Sáenz hacía referencia a Tabacalera Sarandí, que produce los cigarrillos Red Point y Kiel y es propiedad de Pablo Otero, apodado «El señor del tabaco». Según informó el diario La Nación, desde 2017, año en el que fue establecido, Tabacalera Sarandí y otras que empezaron como pymes (Bronway, por ejemplo) no pagan el impuesto interno mínimo. El matutino agregó que «a través de una serie de cautelares, Sarandí consiguió no pagar el tributo al advertir la desventaja de una pyme frente a una multinacional, lo que le permitió ofrecer sus productos a un precio hasta 50% inferior que sus competidores. Pasó, desde entonces a la fecha, de un cerca de 8% a un 45% de participación en el mercado».

«Entonces, ¿con qué cara miramos a los jubilados, a los maestros a los que se les quitó el incentivo docente, o aquellos que esperan con angustia los medicamentos que se han suspendido?», siguió Sáenz en la entrevista. «La verdad que a mí me produce vergüenza y me da un poco de bronca y tengo que reaccionar. Tengo que hacerlo porque como gobernador de una provincia tabacalera creo que por una cuestión de respeto deberían habernos consultado. Eso no lo pueden decidir un grupo de diputados que no conocen las economías regionales, que nunca vieron una plantación de tabaco, la cantidad de puestos de trabajo que generan y que viven del tabaco», siguió.

En ese punto, Marcelo Longobardi le preguntó a qué atribuye la modificación. «Cuando vemos estas cosas de una empresa que se autopercibe como pyme pero factura más de 800 millones de dólares, que se dice nacional pero no compra ni un kilo de tabaco argentino porque todo lo importa desde Brasil, y que desde el 2018 no paga los impuestos por artilugios legales y le debe al fisco más de dos mil millones de dólares, y ahora lo sacan de la ley; yo lo que le pediría al gobierno nacional y al presidente es que lo deje en la ley y que quede registrado aquellos que lo acompañan», respondió Sáenz.

Luego, Longobardi detalló que el argumento con que sacaron el capitulo de la ley es que ciertos diputados presionaron para que se retire. «Con mayor razón -siguió Sáenz-. Acá estamos hablando de que algunos diputados presionan para que se saque un artículo de la ley que es de un privilegio vergonzoso hacia una persona o hacia una empresa. Nos pone a todos en una situación de indefensión total. Acá hay una persona que ha evadido el fisco y que ha perjudicado enormemente a aquellos que producen y trabajan en la Argentina y nadie dice nada. Entonces, digo que dejemos el capitulo y que aquellos diputados que defienden este tipo de privilegios lo evidencien en el Congreso», agregó el gobernador salteño.

«Me he comunicado con los gobernadores de las distintas provincias tabacaleras para plantearle que se vuelva a incluir el capitulo y que los diputados voten como deban hacerlo y que después su conciencia le reclame», siguió.

Esta situación, a Longobardi, según reconoció el propio periodista, le recuerda a «la época de Yabrán». «La verdad, es muy triste la comparación», respondió Sáenz. «Le voy a decir, Marcelo, con total sinceridad, que me dijeron ‘no te metas en este tema, es muy peligroso’. Yo no sé qué más irá a pasar después de esto, pero no me podía quedar de brazos cruzados», declaró.

Tras ese punto, el gobernador salteño se definió como uno de los mandatarios dialoguistas que cree en la necesidad de brindarle a Javier Milei las herramientas que reclama para gobernar, pero que al ver «este tipo de cosas», siente que «la esperanza se pierde». «Decisiones en las que no hemos tenido nada que ver, que venimos peleando hace mucho tiempo para que esta empresa pague lo que debe pagar, igual que todos los productores y todos los que apuestan al tabaco», insistió.

Consultado si entre los dictados judiciales que permitieron el no pago de impuestos por parte de la empresa hay incidencia del juez Ariel Lijo, el salteño manifestó no saberlo. «Lo que sí sé es que en distintos lugares y juzgados federales han planteado medidas cautelares que en muchos casos han ido en contra de lo que ha determinado la Corte Suprema. Algo muy extraño. Es muy extraña esta situación tanto a nivel político como judicial. Es muy extraño que tenga tanto poder una persona sobre la política, el Congreso y en este caso sobre el gobierno nacional», dijo.

Longobardi insistió en la comparación con el empresario Alfedo Yabrán. Sáenz volvió a hablar de posibles amenazas que él definió como «consejos». «Yo cuando lo planteé y empecé a hablar de este tema recibí innumerables mensajes diciéndome ‘no te metas’, ‘no hables de este tema’. Pero no puedo dejar a mi provincia y a todos lo que trabajan en el ámbito del tabaco. Espero que no suceda nada en lo personal a cada uno de nosotros y a nuestras familias, porque evidentemente es un poder muy grande que tiene y lo ha dejado claramente evidenciando en el día de ayer».

Archivos

Otras noticias