miércoles 22 de mayo de 2024
12.5 C
Salta

Malos ejemplos salteños | Aprueban en Mendoza un proyecto presentado en San Lorenzo: cobrar a profesores que dan clases en plazas

En marzo un edil sanlorenceño quiso regular a los grupos que por la pandemia realizan gimnasia en espacios públicos con un profesor. En un municipio mendocino se aprobó cobrarles a quienes dan clases en las plazas públicas.

Los malos ejemplos son como las malas noticias: circulan rápido. Se sabe que, con las restricciones para ejercitarse dentro de gimnasios, muchos instructores y profesores de gimnasia se la rebuscaron y comenzaron a dar clases al aire libre en espacios públicos. Eso tuvo su correlato también en Salta cuando – en marzo pasado – un concejal de San Lorenzo presentó un proyecto de ordenanza que proponía crear un registro de todos los grupos de entrenamiento que realicen sus actividades en espacios públicos bajo la supervisión de un profesor. ¿El objetivo? Inscribirlos en un Registro, exigirle la cobertura de un sistema de emergencia, seguro de responsabilidad civil, solicitud de un permiso para el uso de espacio público, certificado médico, formulario de antecedentes médicos y deportivos y multas de entre 500 y 1000 unidades tributarias para quienes incumplan.

La iniciativa naufragó ante el repudio generalizado de quienes en medio de la pandemia al menos pedían hacer gimnasia, pero la idea sigue circulando. Es lo que ocurrió en el municipio mendocino de Guaymallén. Allí deberán pagar los profesores que dirijan grupos de gimnsia en una plaza. Así lo dispuso el Concejo Deliberante del municipio.

Según explicó a los medios de esa provincia Évelin Pérez. la presidente del Concejo Deliberante: “la norma viene a regular una actividad que creció mucho por la pandemia“. “La idea es poder llevar un control, cuidar a quienes realizan esta actividad mediante normativas y tratar de ordenarlo de manera coordinada entre la dirección de Deporte y la dirección de Comercio, sin perjudicar a nadie”.

Por lo tanto, con la nueva ordenanza, los profesores de gimnasia que quieran dar clases en las plazas públicas tendrán que inscribirse en un nuevo registro creado para la ocasión. Allí deberán dejar por asentado qué días y en qué horarios usarán estos espacios. A su vez, tendrán que contar con un seguro de responsabilidad civil, y procurar el cumplimiento de los protocolos para evitar contagios de coronavirus. Para eso, deberán tener en cuenta la cantidad de alumnos que ejercitarán al mismo tiempo. En cuanto a la tarifa que se les cobrará, será acorde a las Unidades Tributarias Municipales.

Cualquier parecido con la iniciativa salteña, es pura realidad.

Archivos

Otras noticias