domingo 14 de abril de 2024
13.7 C
Salta

Ley de bosques en Salta | «Nos preocupa que las zonas donde hoy no se permiten desmontes podrían dejar de estar protegidas»

Desde la Fundación Cebil advirtieron que para el reordenamiento territorial de bosques nativos no se tendrá en cuenta el mapa ya elaborado -y nunca actualizado- en 2009. La abogada que está en el Consejo Asesor conversó al respecto en el programa CUARTO OSCURO y señaló la preocupación por el futuro mapa.

La abogada Fernanda Guillén es miembro de la Fundación Cebil, y participó recientemente de la reunión del Consejo Asesor para la actualización del mapa de ordenamiento territorial de bosques nativos. Dicho de manera sintética, tal mapa discrimina por colores las zonas de la provincia donde están o no permitidos los desmontes (en colores rojo, amarillo y verde). Según lo establecido en la denominada Ley de Bosques, cada 5 años debe actualizarse, pero en Salta no se lo ha modificado desde el año 2009.

Consultada por sus impresiones de lo que fue la reunión, Guillén comentó que aún no se ha avanzado en lo que es la modificación de categorías pues fue la primera reunión. «Se hizo una presentación del procedimiento y se explicó la metodología para la revisión del reordenamiento territorial», comentó Guillén. Luego señaló hubo intentos anteriores para realizar la recategorización pero fracasaron. Por ende hace más de una década que no se actualiza el mapa.

«Desde la Fundación Cebil nos preocupa que se dijo que no se tomará en consideración el mapa actual, de 2009. Es decir que vamos a iniciar uno nuevo. Con lo cual, se dijo que unas zonas que están hoy establecidas como color rojo, es decir el nivel máximo de protección podría a pasar a ser una categoría amarilla o una verde. Lo cual va en contra de los principios ambientales, del principio de no regresión», acotó la abogada en el aire de FM La Cuerda 104.5.

Luego se explayó: «Ayer lo que se habló fue que si hay una determinada cantidad de hectáreas que están en rojo actualmente, se va a respetar esa cantidad de hectáreas pero podía variar el sector. Esa es una interpretación del principio de no regresión que desde la Fundación Cebil creemos que si se quiere cambiar una zona que esté en rojo para pasarla a amarillo, o de amarillo a verde, para respetar el principio de no regresividad debería presentarse un estudio que sustente con un criterio científico la desafectación de una determinada zona ya sea roja o sea amarilla, porque en ellas no se permiten los desmontes».

Es decir, la pretensión del gobierno sería realizar un nuevo mapa «desde cero», sin tener en cuenta lo ya determinado más de una década atrás. Así, cualquiera de las zonas protegidas por la ley podría pasar a otra categoría y perder tal protección. Además Guillén comentó que hubo manifestaciones por parte de miembros de comunidades originarias que pidieron participar de las reuniones que se llevarán adelante de ahora en más para confeccionar el nuevo mapa. Hay alrededor de 120 organizaciones de distintas ramas que participan actualmente. No se ha establecido una fecha límite para finalizar el nuevo ordenamiento territorial.

Otras noticias