sábado 2 de marzo de 2024
30.3 C
Salta

Emiliano Estrada y la deuda externa | “Resulta gracioso escuchar a Prat Gay, Sturzenegger o Dujovne contarnos cómo se debe negociar”

El economista salteño analizó el pulso de las negociaciones entre el gobierno nacional del que forma parte y los fondos extranjeros. Explicó las ventajas que un cierre exitoso de las negociaciones tendría para la provincia de Salta.

El tema de la deuda externa acapara gran parte de la agenda pública. Luego de que el gobierno nacional mejorara la oferta, un grupo de fondos inversores extranjeros rechazó la misma y la respuesta nacional fue que no abría mejoras. En ese marco, Cuarto Oscuro (FM La Cuerda 104.5) dialogó con el funcionario del Ministerio del Interior, Emiliano Estrada, quien enfatizó que la situación fue explicada con claridad por el ministro Guzmán.

“Hay que ver la película. Hoy el problema de la deuda parecería ser un problema de este gobierno, cuando es del anterior y la raíz – como lo explicó Guzmán – es que no hay deudor irresponsable sin acreedor irresponsable. Varios economistas dijimos en el 2017, 2018 que la deuda era impagable y el crecimiento de la misma peligroso. Lo veíamos en aquellos años y lo que hoy dice el ministro Guzmán es: ‘¿ustedes que prestaban plata no estaban observando eso?’ Porque si alguien le presta plata a una persona que se quedó sin trabajo, que debe la tarjeta de crédito y que debe cuotas hipotecarias sabe del riesgo que está asumiendo. Lo que hace el gobierno nacional es decir que se ordenen las cuentas porque así como está esa deuda no se puede pagar. A eso lo avala el Fondo Monetario Internacional que no es precisamente un organismo ‘populista’”, dijo.

Municipalidad de Salta

Consultado sobre por qué determinados fondos parecen correr el arco todo el tiempo para entorpecer las negociaciones, el funcionario dijo. “Desde la experiencia personal de haber participado en algún tipo de negociaciones representando al Estado, puedo decir que lo peor es el corrimiento permanente del arco porque sentís que no hay voluntad de acuerdo. En una negociación siempre se arranca por las cosas que ‘nos separan’. Uno se levanta y vuelve a la siguiente reunión con una propuesta que acerque más a las partes y así sucesivamente. El gobierno hizo ese camino todo este tiempo. Hoy resulta gracioso escuchar a Prat – Gay, Sturzenegger, a Dujovne – los culpables de lo que ha pasado – contarnos cómo se debe hacer una negociación. Prat-Gay que en seis días pago el 100% de lo que le pedían los fondos buitres en el 2016. Sí creo que una negociación se lleva adelante con tiempo, voluntad y propuestas. La voluntad de diálogo del gobierno y la capacidad de pago de la deuda está plasmada en los números se presentaron”, sentenció.

«¿Subyacen motivos políticos en la actitud de los fondos que rechazan la oferta del gobierno argentino?», fue otra de las preguntas que se le realizara. Allí Estrada eligió la prudencia. “La negociación hoy está siendo llevada por el ministro Guzmán en términos económicos. Si por detrás hay razones políticas no lo sabemos”. No obstante, ponderó que “cuando uno ve los números siente que el acuerdo está a la vuelta de la esquina, porque si las diferencias entre una postura y la otra son tan cercanas, quiere decir que el acuerdo tarde o temprano se va a cerrar”, auguró.

En el tramo final de la charla, al economista se le consultó si un acuerdo supone beneficios específicos para Salta. “Puede generar varias aristas positivas. La primera es que permitirá a la provincia renegociar su propia deuda en otros términos. Recordemos que Salta inició un proceso de renegociación con sus acreedores y el hecho de que nación llegue a buen puerto mejora el clima para el proceso en Salta. Por otro lado, la mejora del contexto macroeconómico – resolver el tema de la deuda, no entrar en default y estabilizar las variables macroeconómicas – provocará que baje el riesgo país y consecuentemente que haya créditos. Eso va a repercutir en todas las PYMES de la provincia en donde tendríamos tasas de interés bancarias muchos mas bajas. Para el momento y el contexto que está viviendo nuestro país viene muy bien para ayudar a la recuperación económica. En ese marco, hoy lo que mucha parte de la dirigencia política no se da cuenta es que estamos todos con los tobillos atados a la misma soga. Acá nos salvamos todos o no se salva nadie”, concluyó.

Otras noticias