viernes 23 de febrero de 2024
18.1 C
Salta

«Cuando me apuntó yo le dije que me mate» | Cacica denuncia que finqueros de Bolivia invaden territorio en Salta

Se trata de Natali Vásquez, cacica Ava Guaranpi de la comunidad El Trementinal del municipio de General Mosconi, en la frontera con Bolivia. El caso fue informado al INAI y a la delegada de Salta de la Secretaría de Derechos Humanos de Nación.

Vásquez manifestó que la semana pasada, cuando junto a miembros de la comunidad fueron a pedir que les dejen usar el agua, fueron apuntados con arma de fuego por uno de los hombres que quedó en el lugar. A la hora de explicar el conflicto, la cacica relató a la sección local del diario Página 12 que fueron “para poder tener paso al río Tarija porque subsistimos de esa agua para lavar, para los quehaceres de la casa y para los animales. Cuando se seca el agua del Bordo, también usamos esa agua para consumo humano y ya se viene el tiempo de sequía. Un hombre del que solo sabemos que se llama Emilio nos apuntó con la pistola, nos dijo que no tenemos nada que hablar con él, que el patrón le encargó que no deje pasar a nadie», relató.

Vázquez contó que les pusieron portones con llave y electricidad en el camino por el que tenían acceso al río y que la otra forma de acceder es más peligrosa aun: pasar una laguna donde hay muchos yacarés. El agua del río Tarija «es para los dos lados, de Bolivia y de Argentina. Ellos se creen dueños del río también», expresó. El río baña ambas costas, porque es precisamente el límite internacional entre los países.

Municipalidad de Salta

El Trementinal se encuentra en jurisdicción del municipio de General Mosconi, en el límite de la frontera con Bolivia. Como otros parajes, la ubicación geográfica mantiene a los habitantes de estos lugares aislados de las ciudades y eso ha empeorado con la pandemia, dado que los caminos de acceso son a través de territorio boliviano. Vásquez contó que los problemas se remontan al año 1994 cuando ciudadanos bolivianos que cultivan caña de azúcar al costado del río Tarija empezaron a tomar parte del territorio argentino.

El Trementinal tiene un conflicto con Horacio Cruz, de nacionalidad boliviana, quié habría empezado a llevar más gente «a marcar donde está vacío». «Se meten sin permiso. Ellos desmontan y desmontan”. «Si esto sigue así nosotros vamos a terminar quedando en Bolivia», aseveró. «Cuando el encargado que dejó Cruz me apuntó con un arma, yo le dije que me mate. Fuimos como cincuenta de la comunidad. No iba a matar a todos», expresó la mujer.

Ante la falta de respuestas de las autoridades argentinas, Vásquez advirtió que pueden ocurrir otros hechos de violencia, dijo que se consideran en peligro y por eso tratan de acompañarse cuando deben salir.

«El intendente de General Mosconi, Isidro Ruarte, nunca vino a dar la cara ni a decirnos que nos va a ayudar con algo. Vi una publicación un día donde desde el municipio decían que nosotros producimos caña de azúcar. Cuando son de la gente de Bolivia que vienen, se posesionan y no los sacás mas», manifestó la cacica.

El letrado de Orán Hernán Mascietti, representante legal de la Comunidad, dijo que informó de esta situación al INAI y a la delegada de Salta de la Secretaría de Derechos Humanos de Nación, María Martínez Morales Miy. En la denuncia penal, Mascietti dejó asentado que el jueves 13 de agosto, un hombre de nombre Emilio amenazó de muerte a los miembros de la Comunidad a los que dirigió insultos discriminatorios, «chiretes, chauancos, indios de mierda». «Este hombre de nacionalidad boliviana, se presenta armado y apunta a los rostros de los integrantes de la comunidad. Le contestaron que tire y, alejándose, dió disparos sin mirar contra los cuerpos de los pobladores (…) este hombre se encontraba en tierras georreferenciadas según carpeta del INAI y e Instituto Provincial de los Pueblos Indígenas de Salta (IPPIS)», precisó. Mascietti explicó que la plantación de caña de azucar es tomada por la comunidad como un acto de»invasión» en el territorio sobre el que tienen ocupación tradicional.

Además del aislamiento por la pandemia, Vásquez, planteó que en octubre les aislarán las lluvias «se nos vienen tiempos difíciles, no se podrá salir». Antes de las restricciones sanitarias solían hacer compras en la ciudad boliviana de Bermejo, por donde llegaban a Orán, la cacica dijo que cuando empezó la cuarentena y se establecieron prohibiciones dejaron de hacerlo.

Otras noticias