domingo 19 de mayo de 2024
14.8 C
Salta

Cómo prevenir la bronquiolitis | El Materno Infantil de Salta saturado por internaciones pediátricas

La situación obligó a sumar camas, gestionar más respiradores y suspender las licencias de especialistas para que vuelvan a atender al centro sanitario. Recomendaciones y cuidados para evitar los contagios.

Andrea Ávila, la directora de Pediatría del Materno fue la encargada de informar y aclarar que el hospital está “saturado pero no colapsado”, dado que se está dando respuesta a los casos que se presentan. Si se aclaró que de las 44 camas para internación crítica pediátrica se pasó a 55 en medio del brote de casos de bronquiolitis que afecta, sobre todo, a niños y niñas menores de dos años.

En ese marco se decidió suspender las licencias de algunos especialistas para que puedan volver a atender ante la emergencia. También se suspendieron las cirugías programadas hasta tanto pase la situación actual. Ávila recomendó también que aquellos que tienen obra social concurran al pediatra de cabecera o a los centros sanitarios privados.

Según los especialistas, la bronquiolitis se trata de una enfermedad caracterizada por la inflamación aguda de las vías aéreas inferiores, de naturaleza infecciosa, que ocurre generalmente en otoño e invierno. Es producida por distintos virus; el más frecuente es el Virus Sincicial Respiratorio (VSR).

El diagnóstico se realiza tras detectar síntomas iniciales en el niño pequeño como tos, mocos, congestión y, ocasionalmente, fiebre no elevada. “Cuando el cuadro empeora los niños pueden tener decaimiento, respiración rápida y fatigosa, tos de timbre agudo, retracciones entre las costillas. Los casos graves llegan a provocar una coloración azulada de mucosas y piel o apneas (pausas respiratorias)”, señala la Dra. Cecilia Avancini (MN 102751), médica pediatra de vittal.

Consultada sobre las vías de contagio, la Dra. Avancini explica que se produce por vía aérea, debido al contacto con las secreciones nasales o las gotitas de saliva que expele la tos o el habla de un enfermo. También debido al contacto directo entre las manos y superficies contaminadas.

Medidas de prevención

1) Mantener la lactancia materna.

2) Cumplir con el Calendario Nacional de Vacunación.

3) No exponer a los niños al humo del cigarrillo ni de braseros o estufas a leña.

4) Higienizar frecuentemente con agua y jabón los elementos del bebé (chupetes, juguetes) y las superficies donde se lo cambia o donde se preparan sus alimentos.

5) Practicar el lavado de manos frecuente, a los niños y a los convivientes, con agua y jabón. También se puede reforzar la higiene con alcohol en gel.

6) Ventilar los ambientes de la casa al menos una vez al día.

Además, la médica pediatra de vittal recomienda que ante la presencia de síntomas respiratorios como resfríos o tos en una persona cercana es aconsejable mantener alejados a los bebés y niños pequeños. En este sentido, recuerda que no debe colocarse barbijo en los niños menores de 2 años. Y que en los niños con más riesgo de bronquiolitis grave (menores de 3 meses, prematuros, con enfermedades crónicas) no está recomendada la asistencia al jardín maternal.

“No existe un tratamiento específico contra el virus en la población infantil general, aunque sí medicación tendiente a controlar la inflamación de las vías aéreas y mantener la oxigenación adecuada. Los padres deben estar alertas para la consulta precoz, mientras mantienen la hidratación del niño, el control de la fiebre y evitan la medicación sin supervisión médica”, expresa la Dra. Avancini.

Archivos

Otras noticias