Osvaldo García

La justicia investigó a Osvaldo Darío García por la venta de unos terrenos públicos cuyo dinero terminó en sus bolsillos.

Se trata del loteo “La Esperanza”, correspondiente a la matrícula Nº 2325, del Departamento La Viña. Esa tierra, según se supo tras una investigación, fue vendida por García mientras era intendente del municipio moldeño, en 2015.

Todo indica que el exjefe comunal de Coronel Moldes no hizo ingresar al municipio el dinero de esa transacción, sino que se lo terminó embolsillando. En definitiva, a García se le acusa del delito de fraude a la administración pública, en grado de autor. Pues la justicia consideró que al realizar esa venta “perjudicó los intereses que le habían sido confiados y pertenecientes al erario público municipal”.

Sucede que el mismo año que se realizó la venta, el Concejo Deliberante de Coronel Moldes declaró Dominio Público Municipal al catastro en cuestión. Incluso fue declarado de interés social y se autorizó a “afectar dicho inmueble a los Planes de Viviendas del Instituto Provincial de la Vivienda y/o cualquier otro programa habitacional a nivel nacional o provincial”. Incluso se prohibía al Ejecutivo que incurriera en la venta de dicha propiedad.

Tras todo este periplo, la fiscal penal de la Unidad de Delitos Económicos Complejos, Verónica Simesen de Bielke, solicitó ante el Juzgado de Garantías 3 la declaración de rebeldía y detención del exintendente de Coronel Moldes, Osvaldo Darío García, por no presentarse a la audiencia de imputación por segunda vez.