Controles en el centro | Ahora los carreros pagan estacionamiento

Ya no pueden dejar sus carros en la calle. El sereno que los cuidaba debió abandonar su puesto.

Los carreros del microcentro continúan pagando las consecuencias del férreo control que impuso la municipalidad a partir del crimen del feriante en el Parque San Martín. La decisión de barrer con vendedores ambulantes y manteros cambió la rutina de muchos trabajadores. Entre ellos, los clásicos expendedores de frutas, que hoy ya no pueden dejar sus carros en la calle sino que deben dejarlos guardados en un estacionamiento nocturno.

Esto generó la pérdida de al menos un puesto de trabajo. Se trata del sereno que cuidaba los carros durante todas las noches en las calles del microcentro.

FM Profesional informó que el sereno cuidaba los carros fruteros y también pancheros de la zona de avenida San Martín e Ituzaingó, y ya no está más desde hace algunas semanas. El hombre cobraba 200 pesos por noche.

Ahora, los trabajadores guardan sus carros en una playa de estacionamiento privada que cobra $200 por carros pancheros y $150 por los fruteros.