Maria Laura Postiglione

Tras aclarar que la provincia tempranamente contó con una ley de mediación que dio buenos resultados, la letrada precisó en qué consiste el mecanismo ante las numerosas consultas que recibe en su estudio.

A esa tarea se abocó Postiglione en la columna que posee en el programa Cuarto Oscuro que se emite por FM La Cuerda (104.5). “Se trata de un sistema bastante importante porque no sólo está la mediación judicial, sino también la extrajudicial y la comunitaria. La característica de Salta es que tempranamente desarrolló un sistema bien amplio que tiene cobertura en todo el territorio provincial”, dijo a modo de introducción.

A la hora de explicar el funcionamiento de la herramienta y los objetivos de la misma, precisó lo siguiente: “Se trata de un método alternativo de mediación de conflictos entre dos o más personas y en Salta es un procedimiento obligatorio para todos los casos que sean disponibles entre las partes. La ley sí excluye de la mediación a los divorcios, los procesos filiatorios, a la adopción y otros asuntos en los cuales sí o sí debe empezarse un proceso judicial. En todos los demás la mediación previa es obligatoria. Lo que no es obligatorio es acordar”, resaltó.

Sobre las ventajas del procedimiento, destacó el “ahorro de tiempo, de energía y de dinero. Y lo importante es que las partes libremente pueden conversar para llegar a un acuerdo. Cuando eso ocurre, las partes pueden constituir un convenio. La diferencia con lo tradicional es que cuando alguien acude a un juez, es un tercero quien decide la resolución del caso; mientras en la mediación se da protagonismo a las propias partes. No es menos importante que en la mediación se pueden acordar distintos puntos en una misma reunión: alimentos, cuidado personal, régimen de comunicación; mientras en un juicio son tres procesos judiciales separados”. La columnista remarcó, no obstante, que es clave acudir a la mediación “con abogado/a o con un patrocinio letrado suficiente. Me detengo en eso porque muchas veces se firman acuerdos en donde la persona no estaba correctamente asesorada”.

Finalmente, resaltó que cuando media violencia de género debe informarse al mediador o mediadora por existir mecanismos para hacer que las partes no se reúnan frente a frente, sino por separado. “Está prohibido mediar sobre la violencia, aunque sí podrán acordar sobre otros asuntos: vinculado a lo patrimonial, o lo relacionado con los hijas o hijos”.

María Laura Postiglione (Contacto):

Facebook: https://www.facebook.com/marialaura.postiglione

Instagram: https://instagram.com/marialaurapostiglione?igshid=7ity51rgpuco

Twitter: https://twitter.com/PostiglioneLau?s=20