domingo 25 de febrero de 2024
23.1 C
Salta

“Víctima de esta mal llamada nueva política” | Francisco D’Andrea y la decadencia parlamentaria en Salta

El columnista de la sección local del diario Página 12 balanceó el año político salteño. El gobernador y su gabinete, los ministerios que hicieron la plancha, la decadencia legislativa y los límites de la oposición política.

Fue en el programa Cuarto Oscuro, que se emite por el aire de FM la Cuerda (104.7). Allí el periodista advirtió las particularidades de un balance político en un año en donde la pandemia lo atravesó todo. No obstante, comenzó resaltando qué ministerios que aun con la pandemia desaprovecharon un tiempo valioso y lo ejemplificó con el Ministerio de Educación. “Allí quedaron temas sin tratar. Hoy que se debate el tema del aborto y que siempre se presenta a la Educación Sexual Integral como una alternativa para evitar la interrupción, no hubo definiciones al respecto cuando el año permitía poder planificarlo sin la vorágine del día a día, aprovechando que los profesores nos estaban en las aulas y que se podía capacitar hasta de manera virtual. Nada de eso ha ocurrido y no es excusa la pandemia, al contrario”, dijo a modo de introducción.

En ese punto, D´Andrea consideró más pertinente balancear la administración política de la pandemia y recordó los cambios de ejes protagonizado por el gobernador Sáenz: del estilo confrontativo durante los primeros meses a uno más moderado en la segunda mitad del año. “Si uno se acuerda los discursos de marzo o abril, el enunciado era ´soy el que trabaja y todos los demás están en sus casas criticando´. Eso clausuraba cualquier debate. Con la vuelta un poco de la normalidad y el casi colapso del sistema sanitario tras cuatro meses de gracia, hubo una baja en el nivel de confrontación”, destacó.

Municipalidad de Salta

Sobre la tesis de que el mandatario tuvo desempeño y el gabinete otro, el periodista dijo que se trata de “la famosa teoría del gobernador bueno que está mal rodeado. Evidentemente hubo un ministerio que funcionó tras un cambio de gestión que fue el de salud. José Esteban y Francisco Aguilar salvaron al gobierno de salir muy golpeado de la pandemia. Ese ministerio funcionó, pero otros que no”, resalto y volvió a recordar el caso de educación, el de la producción, el de Desarrollo Social en donde hubo quejas por falta de bolsones en un año en donde arribaron miles desde el gobierno nacional, o el caso de Economía en donde Roberto Dib Ashur desapareció de escena. “Pero no se puede hablar del gabinete por un lado y el gobernador por el otro. El capitán del barco es el gobernador que no heredó un gabinete. No es como un DT de fútbol que llega a un equipo, se encuentra con un equipo armado y ve qué puede hacer. Al gabinete lo armo él y lo sostiene él. Como diría Cristina: si hay funcionarios que no funcionan búsquense otro laburo”.

Puesto a opinar sobre el accionar del parlamento provincial, D´Andrea remarco que el senado ganó protagonismo con poco y gracias al declive que protagoniza la cámara de diputados. “Las sesiones se hicieron y los proyectos se trataron, pero claramente crujió la estructura en la cámara de diputados. Fue víctima de esta oleada mal llamada ´nueva política´. Entraron 6 o 7 personajes – se presentan como la antipolítica – plantearon cosas que no tenían mucho que ver: cruzadas por la pena de muerte cuando eso no se puede discutir ni en el parlamento nacional por los tratados a los que adhiere el país; cruzadas por las pistolas Taser; un diputado que está a punto de ser enjuiciado por torturas como Gustavo Orozco; los debates se han empobrecido. Lo que se puede resaltar es que las sesiones por zoom beneficio a algunos que nunca hablaban. ´Hablaron los mudos”, se bromeaba. Desde la comodidad de las casas y con el truco de apagar las cámaras para mejorar la conectividad, algunos aprovecharon para leer los discursos, pero al menos hablaron. En cuanto a la calidad de los proyectos, en un año pandémico no se podía pretender mucho. Quizás los más jugosos fueron los que vinieron del ejecutivo. Lo que está clarísimo es que la legislatura no le funcionó al gobernador. No le ha servido de contención e incluso se hicieron goles en contra: el pico de las toma de terrenos se dio luego de una discusión sobre el déficit habitacional en la Cámara de Diputados promovido por el oficialismo en donde no se ven grandes jugadores que puedan modificar eso”, recordó.

En ese marco, la pregunta obligada se impuso: si los límites del oficialismo son visibles y a ese oficialismo la oposición no le preocupa, claramente tal oposición carga con muchos más límites. “Ahí estuvo la mayor habilidad del gobernador Sáenz: la forma en que controlo a la oposición. Primero la descalifico como ya vimos; y después tendió los puentes que la pandemia posibilitó con el gobierno nacional. Alberto Fernández decidió gobernar con los gobernadores y en ese sentido lo incluyo a Sáenz a quién le abrieron los brazos y Sáenz fue a abrazar enseguida. Aparte ese hombre de Sergio Massa que en definitiva también es parte del oficialismo nacional, una llave que le abrió varias puertas a nivel nacional. De hecho, muchos de los recursos nacionales bajan por Sáenz el gobernador directamente, más que por el Frente de Todos que no logró amalgamar una oposición compacta. Son voluntades individuales por un lado y con temas como el caso Ameri que les resto puntos. Un espacio sin un liderazgo claro y con oscilaciones”, sostuvo.

Otras noticias