jueves 30 de mayo de 2024
19.8 C
Salta

U.N.Sa.: entre el recorte presupuestario y Martín Grande presentándose como defensor de la Educación Pública

El Secretario General de A.D.I.U.N.Sa. – Diego Maita – explico el doble recorte operado: en el presupuesto global para el sistema universitario y en la porción que le corresponde a la sede salteña.

“Nos preocupa sobremanera. Avanzamos por un sendero que es peligroso y que arranca con el CIN (Consejo Interuniversitario Nacional) que reúne a todos los rectores del país proponiendo un presupuesto a la baja”, comenzó diciendo el secretario general del gremio que nuclea a docentes e investigadores de la U.N.Sa. en el programa Cuarto Oscuro (Fm La Cuerda 104.5).

“Tendremos que estudiar las planillas aprobadas para precisar la magnitud de esto. Porque cierta prensa local puso el foco en un factor que – en lo personal – es de segunda magnitud: el cambio del coeficiente de lo que recibe la U.N.Sa. ¿Qué es esto? Imaginemos que el presupuesto universitario es una torta con cien porciones, a la U.N.Sa. le tocaba algo así como 1.67 y en el nuevo presupuesto le toca 1.58: es como un 6% menos. Ahí estuvo puesto el eje de algunos seudo defensores de la Universidad Pública, porque no me creo que Martín Grande y Virginia Cornejo sean defensores de la Universidad Pública. Pero el tratamiento de esta información tapaba algo más grave: la torta de cien porciones también es más chica. Es decir, si a la U.N.Sa. le hubiera tocado el coeficiente de siempre, igualmente iba a recibir menos porque hay una reducción a todo el sistema”, explico.

Maita recordó que con la media sanción del presupuesto en el día hoy, se supo que alguien logro una compensación de unos 80 millones de pesos para la U.N.Sa., aunque los cálculos del dirigente gremial estipula un recorte del orden de 200 millones entre la quita del coeficiente mencionado y el achicamiento general del sistema. Al consultársele sobre las razones del ajuste, Maita prefirió hablar en términos personales, atribuirla a las tensiones en la coalición gobernante y la influencia que ganan sectores como el massismo de relaciones más cordiales con los factores de poder establecidos.

“No queremos que al gobierno nacional le vaya mal, pero que a ciertos sectores de la coalición le vaya bien es diferente. ¿Qué te quiero decir? Que estamos en un contexto de buenas relaciones con el Fondo Monetario Internacional y al FMI exige ciertas condiciones. No sé cuáles serán las condiciones explícitas, pero claramente hay una línea que avanza sobre el sistema universitario y científico”, advirtió el docente que recordó que hay sectores universitarios que ceden ante la arremetida.

En ese punto, retomó sobre el tema del CIN que elevo un presupuesto 2021 inferior al del 2020. “Desde luego que hay consensos adentro de los gremios, de las universidades para poder avanzar en éste sentido. Consensos que van en contra de la comunidad y deben tener una lógica de acumulación hacia adentro para poder tener mejores posiciones adentro del espacio que gobierna y desde ahí disputar poder – me imagino – de cara a las elecciones del año que viene. Digo, son armados muy complejos que tenemos que entenderlos para poder incidir”, aventuro.

Archivos

Otras noticias