domingo 19 de mayo de 2024
14.8 C
Salta

Rogelio Frigerio abre las puertas del gobierno a peronistas como Lavagna y Urtubey

El ministro más político de la gestión macrista habló de la necesidad de apertura del gobierno a sectores del peronismo. Entre ellos incluyó a los candidatos de Consenso Federal: “Ojalá podamos confluir de alguna manera», declaró.

Cada domingo el diario dirigido por Jorge Fontevecchia publica una larga entrevista. Ayer fue el turno del ministro del interior – Rogelio Frigerio – quien habló largamente sobre la necesidad que tiene “Juntos por el Cambio” de ir sumando sectores del peronismo. Miguel Ángel Pichetto es el ejemplo de esa apertura, pero según Frigerio, la misma no debe agotarse allí y debe alcanzar a otros como el gobernador Urtubey. Acá reproducimos algunos extractos de la entrevista.

— Antes de hacerle la oferta a Miguel Pichetto, Mauricio Macri le hizo la misma propuesta a Juan Manuel Urtubey. ¿Es el trabajo político que antes hacía Monzó: incorporar dirigentes peronistas a Cambiemos?”

— Tenemos conciencia de la necesidad de tener un frente nacional más amplio. Una base de sustentación con mayor volumen. Se necesita de ese volumen para llevar adelante con mayor eficiencia las reformas que necesita el país. Para enfrentar mejor parados los desafíos pendientes de nuestra agenda. Creo que sumar peronistas es parte de eso. Fue una decisión valiente y disruptiva del Presidente convocar al líder de la oposición en el Senado a que forme parte de la fórmula presidencial. Fue una clara señal de hacia dónde vamos. En estos primeros cuatro años tuvimos minoría parlamentaria, solo cinco gobernadores sobre veinticuatro. Apenas un poco más de un cuarto de los intendentes. Somos el gobierno más débil del último siglo en la Argentina en cuanto a términos parlamentarios y de fortaleza territorial. Sin embargo, vamos a ser los primeros en terminar el mandato y los primeros que reelijamos a nuestro presidente. Pero los desafíos que tenemos por delante son más. Y por tanto, es preciso ampliar la base del espacio. Lo de Miguel es una señal del Presidente. Y es la punta de lanza de muchas incorporaciones que se están dando a lo largo y a lo ancho del país. “Hoy el kirchnerismo nos supera en casi todas las encuestas.”

— Parece que se trata más de una idea que de personas. El caso de Urtubey sería el ejemplo.

— Coincido. Es una idea que surge luego de la experiencia de cuatro años en la gestión.

— Sos el principal interlocutor del Gobierno con los gobernadores del peronismo. ¿Qué cambia con la llegada de Pichetto?

— Miguel fue en muchos momentos el primer interlocutor en la gestión y el vocero de muchos de los gobernadores de la oposición, también construyó con ellos mucha confianza. La misma que yo. Y no solo desde que estamos en el gobierno, sino desde muchos años antes. La confianza en política es fundamental, es gran parte del éxito de lo que uno se propone hacer. La política se tiene que basar en relaciones interpersonales y la confianza que se puede conseguir. La incorporación de Pichetto no cambió mucho en el ahora. Pero sí va a ser importante a partir del 10 de diciembre. Se necesita de esa confianza que tienen los gobernadores y dirigentes de la oposición para finalmente encaminarse en una senda y alcanzar los acuerdos que necesita la Argentina. Esa será una de sus principales fortalezas.

— Sería el comienzo de una nueva etapa, más allá de lo electoral.

— Creo que convocar al senador Pichetto fue algo que trascendió lo electoral y lo circunstancial.

— ¿Deberían estar en el Peronismo Republicano también Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey?

— Dependerá de lo que decidan luego del proceso electoral. Tengo respeto por Roberto Lavagna y respeto y una gran amistad con Juan Manuel Urtubey. Ojalá podamos confluir de alguna manera en lo que necesita el país para resolver los problemas que quedan pendientes. Son dos personas con responsabilidad institucional y que aportarán lo necesario para que se resuelvan.

Archivos

Otras noticias