jueves 30 de mayo de 2024
17.5 C
Salta

Retenciones para la exportación de vinos | Los bodegueros salteños sufren las idas y vueltas de Milei

Las retenciones para productos regionales con proceso de industrialización se eliminaron en septiembre. El nuevo gobierno las restituyó la semana pasada, por las quejas volvieron a eliminarse pero el beneficio no alcanza al vino que se exporta.

«Todos los productos que tienen un proceso de industrialización para las exportaciones, van a tener retenciones cero a los efectos de aumentar nuestras exportaciones con valor agregado», había enfatizado en septiembre pasado el entonces ministro de Economía, Sergio Massa, tomando como ejemplo el vino, mosto, arroz, tabaco, producción forestal y cáscara de citrus.

La decisión apuntaba a «promover las ventas a mercados externos» y «mejorar el nivel de ingresos de los productores y elaboradores», además de «fortalecer el arraigo y permanencia de la población rural en cada región» y «propender a mejorar la calidad de los productos».

La semana pasada eso queda atrás cuando el nuevo ministro de Economía, Luis Caputo, difundió un esquema de retenciones que suponen un duro golpe para las economías regionales al reimponerse el impuesto de 15% al maní, algodón, vino, cereales, arroz. Aquella vez se dijo que la medida abrió una interna entre Caputo y Fernando Vilella, secretario de Bioeconomía que llegó a la cartera con una propuesta de baja de retenciones.

Ahora las que quedaron en el pasado son las medidas anunciadas por Luis Caputo la semana pasada. Varios de los productos que Caputo iba a grabar impositivamente no pagaran el gravamen, aunque no es el caso del vino que de cero pasaran a pagar el 8% de sus ventas al exterior. Desde el sector las expresiones de molestia se explicitan por la carga impositiva, pero también por las idas y vueltas de un gobierno que hace de la improvisación una marca registrada.

Archivos

Otras noticias