sábado 18 de mayo de 2024
8.1 C
Salta

Referente social salteño advierte: el ajuste que impulsa Milei lo pagarán quienes “tienen un empleo en blanco”

Rodrigo García lamentó que quienes se alimentan en un comedor popular seguirán haciéndolo ahora. Sobre la amenaza libertaria de quitar beneficios a quienes protesten dijo que la capacidad popular de manifestarse “es imposible de detener”.

Es uno de los principales referentes de los Trabajadores Excluidos y de la Economía Popular en Salta. Hoy dialogó con el programa Cuarto Oscuro que se emite por FM La Cuerda y el tema obligado es la posibilidad real de que el sector al que representa devenga en variable de ajuste de las políticas económicas del nuevo gobierno.

“El discurso de que la ‘casta’ va a pagar la crisis quedó totalmente relegado. Fue un caballito de batalla para convencer a un sector grande de la población y que le alcanzó [a Milei] para ganar las elecciones, además de los errores cometidos en el gobierno que acaba de terminar. Sí creo que los trabajadores y la clase media serán los que más van a sufrir las consecuencias de este gobierno”, sentenció el dirigente social.

A la hora de desarrollar el último de los conceptos vertidos, Rodrigo García expresó que “hay una situación en que los sectores más pobres – que son millones de personas – que hoy van a comer a una olla popular seguirán yendo a comer a una olla popular. Más debajo de eso no se puede estar. Pero el gran ajuste lo va a pagar la gente que tiene un empleo en blanco que es clase media”, insistió.

Puesto a opinar sobre la advertencia vertida por el presidente Javier Milei a los movimientos sociales respecto a que quien “corta una calle” no cobra su plan, el dirigente recordó que eso no es nuevo en la historia reciente de nuestro país.

“Me acuerdo que en el gobierno de Macri sacaron la ‘ley antipiquetes’ o ‘anticorte’ y la gente se siguió movilizando para pelear por sus derechos. También en el gobierno de Fernando De la Rúa (1999-2001) militarizaban las autopistas para que no se pudiera manifestar en la Plaza de Mayo. La gente empezó a cortar en el conurbano y en vez de haber un solo corte centralizado tenías 50. En fin, la capacidad del pueblo para seguir manifestándose es imposible de detener”, sentenció.

Archivos

Otras noticias