martes 20 de febrero de 2024
28.3 C
Salta

Miguel Cáceres y el 17 de octubre | “Ser peronista no es únicamente estar afiliado ni cantar la marcha”

El candidato a concejal habló de la vigencia del peronismo y los desafíos que afronta, el supuesto peronismo de Gustavo Sáenz y su propia candidatura a concejal tras haber superado las PASO con una lista que no contó con el apoyo de las cúpulas.

El candidato a concejal por Kolina, dentro del Frente de Todos, fue consultado sobre la fecha fundante del peronismo que hoy se conmemora: “el peronismo es una esperanza” respondió sin titubeos y mencionó el rol del kirchnerismo en la revitalización de esa identidad política en los últimos tiempos. “La presencia de Néstor Kirchner en el tablero político movilizó el territorio de los jóvenes, de la juventud. Al momento que emerge su figura, la de Kirchner, la juventud estaba mirando medio de reojo la política”, subrayó.

No obstante, el profesor enfatizó que “hay muchos que intentan diluirlo, aunque también el peronismo tiene ciertas dificultades para generar dirigentes acordes a sus principios”, y añadió que “el campo popular tuvo una serie de contratiempos para generar cuadros que permitan llegar al campo popular a través de la política de masas”. Hizo extensivo el análisis a otros espectros de la política nacional: “Hay un pueblo que está expectante, los sectores progresistas, que también integran el campo popular, también tiene dificultades para impulsar dirigentes”.

Ante la consulta de un oyente de Cuarto Oscuro (FM Capital) sobre cuál sería el peronismo de Gustavo Sáenz, Cáceres respondió: “Creo que Gustavo Sáenz nunca fue peronista, esto lo digo con el mayor respeto posible. Nunca fue peronista porque ser peronista no es únicamente estar afiliado, ni tampoco haber conformado listas que armó el PJ, ni tampoco cantar de memoria la marcha”.

Sobre cómo avanza su campaña y las expectativas que tiene, el profesor aseguró “estamos confiados” y valoró: “[Estamos] bastante bien si tenemos en cuenta que ya pudimos superar las PASO dentro de un sistema electoral muy complejo, donde era como buscar una aguja en el pajar”. Y luego acotó que, en caso de caer derrotado, “me gustaría perder con una dirigencia de altísimo calibre, eso me daría orgullo, pero creo que hay un muy bajo nivel de dirigentes”.

“Con todos los recursos que tenemos, no podemos tener un pueblo empobrecido, indigente, no hay ninguna perspectiva con un pueblo así, con un analfabetismo funcional”, criticó el candidato y reafirmó que “estamos ante un panorama muy duro”.

Otras noticias